Dispositivos como el Apple Watch registran datos de la actividad física que serán necesarios para los titulares de los seguros de vida. Foto: Oliur Rahman/CC0 (dominio público)

Apple aumenta su apuesta por la salud: quiere prevenir derrames

stop

Apple y Johnson & Johnson inician los estudios para comprobar que el Apple Watch puede usarse para prevenir accidentes cerebrovasculares

Alessandro Solís

Economía Digital

Dispositivos como el Apple Watch registran datos de la actividad física que serán necesarios para los titulares de los seguros de vida. Foto: Oliur Rahman/CC0 (dominio público)

Barcelona, 18 de enero de 2019 (13:07 CET)

En su afán de "democratizar la salud", Apple se ha asociado con Johnson & Johnson para estudiar la posibilidad de prevenir los derrames cerebrales o accidentes cerebrovasculares con su "smartwatch". El Apple Watch Series 4 ya tiene la capacidad para detectar la fibrilación auricular, lo que permitiría también detectar una de las principales causas de los ictus.

El Apple Watch Series 4 sorprendió al sector médico por incluir una herramienta para realizar electrocardiogramas avalados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés). A ello se sumó después su mencionada capacidad para detectar la fibrilación auricular, la arritmia cardiaca más común en los hospitales.

Si bien Apple incluyó en diciembre a los modelos previos del Apple Watch en su lista de dispositivos que pueden hacer verificaciones ocasionales de la fibrilación auricular, el nuevo "smart watch" de la compañía proporciona una advertencia mejor y más rápida que todos, y por ello será utilizado en los estudios para determinar si es posible prevenir derrames con el "gadget".

El Apple Watch como herramienta de prevención

El objetivo es identificar la fibrilación auricular y prevenir accidentes cerebrovasculares combinando el conocimiento físico de Apple y el conocimiento científico de la comunidad médica, explicó Paul Stoffels, el jefe del departamento de ciencias de Johnson y Johnson, que participará en los estudios por medio de su filial Janssen Pharmaceuticals, informó Venture Beat.

Los estudios de prevención de derrames con el Apple Watch comenzarán en algún momento de este año y durarán varios ejercicios, por lo que una herramienta para la prevención de accidentes cardiovasculares no se pondrá en práctica hasta dentro de unos años. Los participantes deben tener más de 65 años y tendrán acceso a una app de prueba de Johnson & Johnson en sus relojes Apple.

"Todos los días recibimos cartas de agradecimiento de usuarios del Apple Watch que descubren que tienen fibrilación auricular. Queremos una comprensión más profunda sobre los resultados y la prevención asociados a la detección temprana", dijo el director de operaciones de Apple, Jeff Williams.

"Estamos entusiasmados por trabajar con Johnson & Johnson, que tiene una larga historia y experiencia en las enfermedades cardiovasculares", agregó Williams.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad