stop

Apple se lanza al ruedo de la producción de contenidos originales y reserva 1.000 millones para esta partida. ¿Hasta dónde quiere llegar la tecnológica?

Economía Digital

Apple invertirá mil millones de dólares en contenidos originales en el próximo año. Tim Cook, consejero delegado de Apple, durante un reciente acto en Washington (Estados Unidos). EFE/Shawn Thew

Barcelona, 17 de agosto de 2017 (10:30 CET)

El mercado potencial del nuevo negocio audiovisual parece tener sitio para todos. Netflix, HBO y Amazon dominan a día de hoy la producción y distribución de contenidos propios en el mundo, pero en una industria en permanente evolución resulta difícil hacer cábalas sobre lo que vendrá. La todopoderosa Apple ha decidido reservar en torno a 1.000millones de dólares de su presupuesto -851 millones de euros- para adquirir o producir durante el próximo año series y películas originales. 

De acuerdo con Wall Street Journal, las intenciones de la tecnológica presidida por Tim Cook no son menores precisamente. Apple pretende invertir este dinero en producciones a gran escala. El objetivo sería contar para el próximo año con algo así como diez productos al estilo de Juego de Tronos (HBO) o House of Cards (Netflix), sea a través de la elaboración propia de contenidos o mediante la adquisición a terceros.

¿Pero hasta dónde de ambiciosa es la apuesta del fabricante del iPhone? A continuación dos cifras que ayudan a contextualizar las cantidades que se mueven en esta industria: el año pasado HBO invirtió 2.000 millones de dólares, el doble que lo previsto por Apple, en contenidos originales; en el caso de Netflix este número se triplicó, hasta los 6.000 millones de dólares.

Apple: su intención es contar con diez grandes producciones de aquí a un año

Otra cuestión a tener en cuenta es que, dado su actual modelo de negocio, parece difícil que Apple pretenda competir en los mismos términos que grupos como los antes mencionados. La compañía de la manzana mordida sigue siendo, por encima de todo, un vendedor de dispositivos, maná del que sigue sacando buena parte de su ingente facturación y beneficio.

Por tanto, su interés pasaría más por poder comercializar todo tipo de contenidos, no sólo los suyos originales, a través de los servicios (Apple iTunes) y equipos de la marca. Con la correspondiente jugosa comisión, claro.

Dicho esto, hay que tener en consideración que cualquier movimiento emprendido por Apple tiene el potencial para provocar terremotos en el sector o negocio que sea. La tecnológica cuenta con unas reservas en caja de más de 200.000 millones de dólares, una cantidad a años luz de la que disponen empresas como las arriba mencionadas.

¿Va a invertir todo ese dinero en crear nuevas series y películas? Obviamente no. Pero sus posibilidades son tantas que este primer paso a buen seguro habrá erizado el cabello a los tótems del sector.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad