Apple lanzará el iPhone 7 el próximo 7 de septiembre

stop

La compañía convoca un evento para dentro de ocho días, en el que previsiblemente mostrará al mundo su nuevo smartphone

Economía Digital

Apple ha convocado un evento el 7 de septiembre, en el que previsiblemente lanzará el iPhone 7
Apple ha convocado un evento el 7 de septiembre, en el que previsiblemente lanzará el iPhone 7

Barcelona, 30 de agosto de 2016 (10:39 CET)

Ya hay fecha para el lanzamiento del iPhone 7. Y será en poco más de siete días, el 7 de septiembre. Ya se había rumoreado esa fecha, pero Apple lo ha hecho semioficial con la convocatoria de un evento para el próximo 7 de septiembre en San Francisco. En dicho evento lanzará el nuevo iPhone y, quizá, algún otro dispositivo.

Será a las 10 de la mañana en San Francisco, 7 de la tarde en España. En el evento se conocerá la fecha en la que se empezará a vender el nuevo smartphone de Apple, que podría ser antes de una semana desde su gran lanzamiento.    

Dos (o tres) versiones  

Este nuevo iPhone no será una revolución. Se espera que ésta se produzca en 2017, cuando se cumplen diez años de la aparición del primer iPhone. Pero sí que incorporará numerosas mejoras en rendimiento y vida útil.  

Lo más probable es que se dé de baja la nomenclatura de SE y directamente se nombre como iPhone 7, que se presentará con otras dos alternativas: iPhone 7 Plus y iPhone 7 Pro, que cuenta con una novedosa cámara dual. Pero en la industria tecnológica se rumorea que el Plus y el Pro se fundirán en un solo modelo, para no marear a los usuarios.

Adiós a la entrada de los auriculares

El diseño apenas tendrá cambios respecto al iPhone 6S. La excepción será que las líneas de antena de la parte trasera se verán modificadas, dejando solo aquellas que rodean los bordes del terminal.   La pantalla será igual –4,6 pulgadas para el modelo básico, y de 5,5 pulgadas para el Plus–, pero el nuevo teléfono será unos milímetros más delgado que el iPhone 6.

Estas reducciones de medidas provocarán una de las novedades más impactantes: no habrá entrada para el jack de los auriculares. Estos se conectarán por la entrada Lightning, o por bluetooth si son inalámbricos.



Quedará por ver, en septiembre, si Apple incluirá los auriculares adaptados para el primer tipo de conexión, o si vendrá un adaptador para los jacks de toda la vida. Por el coste que implica, lo más probable es que sea la segunda opción.

Y en el lugar donde se ubicaba la conexión del jack se incluye un nuevo altavoz, que permite ganar una gran calidad en el audio exterior. En la parte trasera, también se modificará levemente la cámara trasera, excepto por el Pro que tendrá una cámara dual.

Más memoria, potencia y autonomía

La capacidad, uno de los puntos donde los consumidores más elevan sus críticas, se resolverá con una fuerte ampliación: los nuevos modelos serán de 32 GB, 128 GB y 256 GB, por lo que las terminales se despiden de los 64 GB.



El procesador será el A10, que será el más potente de los diferentes artículos de Apple, aún más rápido que el del iPad Pro. Y la memoria RAM seguirá en los 2 GB, aunque los modelos Pro y Plus es probable que aumente a los 3 GB, para que no se quede corto con el procesado de fotografías.

Un punto a favor valioso es la mejora en la autonomía. La batería de la nueva terminal llegará a los 1960 mAh, un 14% más que el iPhone 6S.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad