El nuevo iPad Pro de Apple tiene un defecto de fábrica, según algunos clientes. Foto: Pxhere/CC0 (dominio público)
stop

Apple repite que el pliegue mostrado en algunos modelos nuevos del iPad no supone un problema de mayor importancia

Alessandro Solís

Economía Digital

El nuevo iPad Pro de Apple tiene un defecto de fábrica, según algunos clientes. Foto: Pxhere/CC0 (dominio público)

Barcelona, 06 de enero de 2019 (14:21 CET)

Apple ofrece una no respuesta sobre las quejas de consumidores que afirman que el nuevo iPad Pro tiene un defecto de fábrica. Algunos de estos dispositivos, que tienen un precio de entre 900 y 2.100 euros, muestran una leve curva en la tapa trasera, que algunos clientes aseguran que se formó justo cuando abrieron la caja en la que se entrega el gadget.

A la luz de las críticas, Apple primero confirmó que algunos dispositivos llegan a los clientes con un pliegue no mostrado en las imágenes promocionales del nuevo iPad Pro. Y, ahora, la tecnológica publicó una sección de soporte en su web en la que vuelve a hablar del iPad ondulado para repetir que, a su juicio, el pliegue no supone un problema de mayor importancia.

Para Apple, las ligeras curvas del iPad Pro no afectan la funcionalidad del dispositivo y son el resultado del proceso de manufactura, para el que fue necesario crear unas divisiones internas y externas para el "óptimo rendimiento celular". La empresa defiende que es una manufactura de alta innovación, y que el problema es casi imperceptible.

Cuando la polémica estalló, los clientes no sabían cómo resolver las curvaturas de sus iPads, y ahora que la empresa publicó una guía de soporte, tampoco lo tienen del todo claro. La web de Apple solo remite a los consumidores a su servicio al cliente en caso de que crean que sus productos tienen defectos indeseados.

Apple comienza el año con una mala previsión

La semana que acaba no fue la mejor para Apple, que cayó más de 9% en Bolsa después de revisar a la baja su previsión de ingresos por el mal rendimiento del iPhone y la desaceleración económica en China. El consejero delegado, Tim Cook, indicó que en los tres primeros meses de su nuevo ejercicio fiscal esperan recaudar 84.000 millones de dólares.

Las previsiones que anunció Cook se encuentran significativamente por debajo de los entre 89.000 y 93.000 millones pronosticados anteriormente. En una carta a sus empleados, Cook admitió que Apple atraviesa "momentos desafiantes" y que llega la hora de enfocarse en las "fortalezas" y en seguir adelante con "la misión" de la tecnológica.

Después del anuncio de Cook, el presidente estadounidense Donald Trump pidió a Apple que fabrique sus móviles en EEUU y no en China. "No olvides que Apple fabrica sus productos en China. Le dije a Cook, que es amigo mío, 'fabrica tus productos en EE.UU. Construye esas plantas grandes y bonitas que se extienden por millas en EE.UU'", dijo Trump.

Hemeroteca

Apple iPhone Smartphones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad