Una tienda de Apple en Dubái. Foto: EFE/MK
stop

Apple y Goldman Sachs afinan los últimos detalles de la tarjeta de crédito Mastercard que estará vinculada con los dispositivos de la tecnológica

Barcelona, 22 de febrero de 2019 (17:08 CET)

El universo digital de Apple contará con su propia tarjeta de crédito Mastercard. La tecnológica desarrolla su primer plástico en colaboración con el grupo de banca de inversión Goldman Sachs, el cual se vinculará con Wallet (o billetera), una app incluida en todos los dispositivos de la marca de la manzana.

Apple quiere emitir una tarjeta de crédito proyectada para complementar la experiencia de sus clientes alrededor de la economía digital. Es de esperar que los plásticos estén emparejados con el iPhone y que ayuden a los usuarios a administrar sus finanzas, dijeron fuentes de la firma a The Wall Street Journal.

A través de la app de Wallet los clientes podrán establecer objetivos de gasto y administrar sus saldos. A ello se suma el hechizo previsible de ofrecer un plástico que funcione a la perfección con el sistema de iOS, de forma que Apple podría tener entre manos otro exitoso servicio.

Las primeras tarjetas se distribuirán a los empleados de la tecnológica para unas primeras semanas de pruebas y experimentos, y se lanzarán en los próximos meses al público general de EEUU. Posiblemente habrá que esperar un poco más para que lleguen a otros países.

Reembolso del 2% al pagar con la tarjeta de Apple

Reuters informa de que el acuerdo entre la tecnológica y la firma financiera podrá dar nuevas fuentes de ingresos a las compañías. Mientras Apple entona su esquema de servicios (desde la música hasta su respuesta a Netflix, pasando por la App Store y los pagos móviles), Goldman Sachs busca aumentar sus préstamos de consumo.

Apple busca por todos lados la salida a la crisis de ventas del iPhone, mientras Goldman Sachs quiere también compensar las caídas en su negocio comercial. La inversión del banco será de hasta 200 millones de dólares que serán destinados a izar centros de servicio al cliente y construir un sistema interno para manejar los pagos.

Entre los incentivos que tendrá la tarjeta –siempre según los testimonios de fuentes anónimas de Apple recogidos por The Wall Street Journal– está un reembolso del 2% en la mayoría de las compras, y quizá una recompensa mayor para quienes la usen para contratar servicios o comprar productos de la tecnológica.

El mercado financiero se asoma entre los terrenos de posible expansión para Apple, que además de los servicios ya mencionados se ha estrenado recientemente en el sector de la salud, y en materia de productos ha diversificado su oferta en los últimos años al ofrecer relojes inteligentes para entrar en un segmento en el que antes no competía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad