Apple ya no marca el ritmo: agrandará los iPhones para competir con Samsung

stop

La compañía modifica por primera vez el tamaño de sus populares teléfonos, que serán un 25% más grandes. La marca quiere recuperar parte del mercado perdido frente al rival surcoreano. Los analistas ya dan por descontada una mayor resolución

Modelos iPhone 4S.

16 de mayo de 2012 (17:43 CET)

Apple ha dejado de marcar el ritmo en la fabricación de los teléfonos inteligentes y ha decidido bailar al son de su principal competidor, el fabricante surcoreano Samsung, que se declaró como el primer fabricante de teléfonos del mundo con 44,5 millones de teléfonos vendidos en el primer trimestre de este años, casi 10 millones más que los comercializados por Apple.

Con una de las pantallas más grandes del mercado (4,8 pulgadas), el Samsung Galaxy SIII ha permitido a la empresa coreana lograr una cifra de ventas histórica que ha hecho temblar al hasta ahora fabricante más innovador de teléfonos inteligentes, Apple.

Desde el primer modelo producido en 2007, iPhone siempre ha contado con el mismo tamaño de pantalla: 3,5 pulgadas en diagonal, pero ya ha dado órdenes a sus fabricantes asiáticos de aumentar el tamaño de la pantalla, según reveló este miércoles el diario The Wall Street Journal. La produccción de los nuevos teléfonos, el modelo Iphone 5, comenzará a principios de junio, según el diario neoyorquino, un dato que no ha sido confirmada ni desmentida hasta ahora por la empresa fundada por Steve Jobs.

Las nuevas pantallas medirán, como mínimo 4 pulgadas, lo que supondrá un aumento de un 25% en el tamaño del dispositivo.

Batalla final: las aplicaciones

Los analistas de mercado ya se atreven a apostar que el nuevo iPhone que está a punto de entrar en las fábricas también tendrá una mejor resolución. Los primeros modelos de iPhone (el original, el 3G y el 3GS) tenían una resolución de 320 x 480 píxeles pero la compañía dobló esta capacidad hasta los 640 x 960 píxeles con los iPhone 4 y 4S.

La marca estadounidense busca un mejor entorno para permitir a sus socios de negocio crear aplicaciones más atractivas. En la lucha por las mejores aplicaciones multimedia y de alta definición como Google Play Store y Netflix pudiera decantarse la batalla final por el dominio de los teléfonos móviles, que ya es un asunto de dos: Samsung y Apple.

En la competencia, ya han resultado heridos de gravedad Nokia, antaño el líder en telefonía móvil y RIM, fabricante de los Blackberry, y pionero en teléfonos inteligentes en 2008. Los fabricantes con los que Apple cuenta para la fabricación de sus pantallas se encuentra la coreana LG, Sharp y Japan Display.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad