Fotografía: Gian Cescon en Unsplash
stop

Cada vez más producciones chinas, en especial de series de comedia, recurren al formato de vídeo en vertical para favorecer su consumo en móviles

Madrid, 17 de julio de 2019 (12:14 CET)

Cuando se normalizó la grabación de vídeos desde los smartphones el mundo se dividió entre quienes se mostraban a favor y entre quienes se posicionaron en contrata de grabar vídeos en vertical.

Incluso se acuñó el término del Síndrome del Vídeo Vertical (SVV) para mofarse de quienes graban vídeos manteniendo el teléfono en posición vertical, en oposición al formato horizontal implícito al cine y a la televisión desde sus inicios, y se desarrollaron apps que corregían el "problema" grabando vídeo en horizontal aun sosteniendo el móvil en vertical.

Ahora cada vez más productores chinos están adoptado el formato de vídeo vertical en series, principalmente comedias y dramas, para facilitar su consumo a través de los teléfonos móviles de forma natural, sin necesidad de girar el teléfono.

Contenido específico para el formato de vídeo vertical

"Lo más destacable de estas producciones es que no se trata de contenido recortado a este formato, sino que se plantean desde el inicio para su reproducción en la pantalla del móvil", dicen en TNW.

En el artículo de TNW se enumeran las tres características principales que comparten las series verticales: los episodios son muy cotos, entre dos y cinco minutos (una fórmula que también quiere explotar la plataforma Quibi para la cual Spielberg está escribiendo su serie de terror); el formato vertical influye en el género, muy centrado en los rostros de los actores; y utilizan un lenguaje visual fragmentado, que mezcla pantallas divididas, barridos y cortes rápidos entre escenas.

Arg Director
Una escena de la serie china Arg Director (2019), grabada en formato de vídeo vertical y en capítulos de 5 minutos.

A pesar de que en las pantallas tradicionales, de ordenadores, cine y televisión, la reproducción de vídeos verticales dan lugar a sendas bandas negras en los laterales, cuando se visualizan contenidos de vídeo en el móvil los vídeos grabados en vertical aprovechan mejor la pantalla sin necesidad de girar el teléfono, algo que para muchos usuarios resulta antinatural e incómodo.

El consumo de vídeo desde el móvil es una tendencia en alza

Sucede, además, que el consumo de vídeo en el móvil ha crecido en los últimos años por encima de cualquier otra plataforma y tipo de contenido, y la tendencia es que seguirá creciendo y "no muestra signos de ralentización en un futuro próximo", según State of Digital Publishing.

Para 2019 el vídeo representará el 80 por ciento de todo el tráfico de Internet, según Cisco, la mitad del cual tiene como destino la pantalla de un teléfono móvil.

A pesar de eso la inmensa mayoría de las producciones de vídeo (incluyendo a los youtubers y similares, cuyo contenido se consume principalmente desde móviles) siguen utilizando el formato de vídeo tradicional, en horizontal.

Hemeroteca

Smartphones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad