Foto: Unsplash

Cómo las pymes pueden beneficiarse de trabajar en remoto con seguridad

stop

El teletrabajo y el trabajo móvil mejoran la productividad e incrementan las oportunidades de negocio, pero requieren soluciones avanzadas que sean asequibles y fáciles de implementar

Madrid, 09 de julio de 2020 (10:22 CET)

El pasado mes de abril, en plena pandemia del Covid-19, un 36% de los españoles estaba teletrabajando, según datos de Statista. Hasta entonces el porcentaje de teletrabajadores en España no superaba el 5%, casi diez puntos por debajo de la media europea.

En estos meses el teletrabajo ha demostrado su efectividad y capacidad para incrementar la resiliencia de las empresas, facilitando la continuidad de sus actividades y el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio.

Ahora el trabajo remoto forma parte de numerosas estrategias corporativas de vuelta a la normalidad, y empresas de todos los tamaños y diferentes sectores han expresado su intención de incorporarlo a su normalidad laboral.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo móvil proporciona más flexibilidad, menos desplazamientos, mejora el equilibrio entre la vida laboral y personal, y resulta en una mayor productividad, lo que supone beneficios sociales, económicos y medioambientales.

El trabajo en movilidad ofrece nuevas oportunidades de negocio, pero también nuevos desafíos y riesgos de ciberseguridad

Las principales ciberamenazas para las pymes

Según el Global Encryption Trends Study los principales riesgos del teletrabajo se deben principalmente a errores técnicos y humanos —mal uso, mala configuración o mal funcionamiento de las comunicaciones, los sistemas y procesos— incluso en mayor medida que el riesgo de ataques externos y maliciosos.

Entre las principales ciberamenazas del trabajo en remoto se incluyen:

  1. Utilización de redes wifi públicas o redes wifi poco seguras, incluso domésticas, por parte de los empleados que trabajan en remoto.
  2. Errores de configuración y funcionamiento de los sistemas de telecomunicaciones tanto entre sedes como entre sedes y empleados en remoto.
  3. Uso o mal uso de aplicaciones y servicios de terceros disponibles en internet y que se incorporan a los procesos de trabajo sin supervisión del departamento de IT de la empresa; por ejemplo, para intercambiar archivos o para trabajar de forma colaborativa en documentos compartidos.
  4. Phising y el malware: sean enlaces en mails, en páginas web o como programas maliciosos infiltrados en adjuntos de correo, este tipo de ataques permiten a terceros robar datos, credenciales o infectar ordenadores y móviles a través de los cuales ganar acceso a la red de la empresa.

Además, según la firma de seguridad Gurucul, los ataques desde dentro son el mayor problema de ciberseguridad para las empresas porque son las que más daño pueden causar, y porque son más difíciles de detectar y prevenir.

Una solución completa gestionada por expertos en red

La solución avanzada Vodafone Conectividad Aumentada protege contra estas y otras amenazas internas y externas, premeditadas o accidentales. Se trata de un paquete completo diseñado para que el trabajo en remoto o en movilidad se realice de forma segura y eficiente.

Vodafone Conectividad Aumentada ofrece a las pymes la oportunidad de beneficiarse de las virtudes del trabajo en remoto, minimizando los riesgos

Vodafone ha adaptado esta solución avanzada para que las pymes dispongan de una infraestructura de telecomunicaciones segura, asequible y fácil de utilizar. Funciona directamente sobre la conexión a internet ya existente, ahorra la necesidad de invertir en recursos técnicos y humanos adicionales e incluye:

  1. Una red VPN que protege las comunicaciones con independencia de la red que utilice, incluso cuando se trata de redes wifi públicas o poco seguras: sobre cualquier conexión Vodafone Conectividad Aumentada crea un "túnel" seguro a través del que los datos y las comunicaciones se envían y reciben encapsulados y cifrados.
  2. Instalación, puesta en marcha y mantenimiento a cargo de expertos de red de Vodafone. Sistema de monitorización en tiempo real de la actividad de la red y de su uso, para detectar y prevenir ataques y amenazas.
  3. Gestión de la conectividad de los empleados en remoto (en movilidad o entre sedes) para que utilicen con seguridad ordenadores y recursos de la empresa igual que si se estuvieran en la oficina. Herramientas supervisadas para el trabajo colaborativo, y tecnología cloud que se adapta a las necesidades técnicas y comerciales de la empresa para incrementar la disponibilidad y productividad.
  4. Cortafuegos (firewall) y filtrado de direcciones y contenidos web para prevenir ataques de phising. Detección de malware dentro de los archivos y documentos que se envían o reciben.

La labor de los expertos de red de Vodafone se refuerza con la utilización de la reconocida tecnología SD-WAN proporcionada por Cisco Meraki, para ofrecer en conjunto la mejor solución tecnológica en la gestión de las comunicaciones y de los servicios en la nube. Dos recursos cuya demanda se intensifica con el trabajo remoto, lo que requiere conocimiento, eficiencia y agilidad en su gestión.

Vodafone Conectividad Aumentada está diseñada para llevar a las pymes sistemas avanzados de telecomunicaciones evitando su complejidad y la necesidad de invertir en tecnología y personal técnico para su despliegue, soporte y gestión.

Con este ahorro de tiempo y recursos, incluyendo económicos, las pymes pueden concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de su negocio sin renunciar a la gestión en remoto —en cualquier momento y desde cualquier lugar— y a las nuevas oportunidades de negocio que posibilitan tecnologías flexibles y escalables como el Cloud y la movilidad.

Vodafone ofrece Conectividad Aumentada, en forma de solución integrada y gestionada, por 100 euros al mes por sede (121 €/mes, IVA incluido), sin cuota de alta y con permanencia de 24 meses.