Apple Watch recibe autorización para realizar electrocardiogramas en el Espacio Económico Europeo. Foto: Apple
stop

Apple recibe autorización para que su smartwatch controle la frecuencia cardiaca y realice diagnósticos de enfermedades cardiovasculares en Europa

Alessandro Solís

Economía Digital

Apple Watch recibe autorización para realizar electrocardiogramas en el Espacio Económico Europeo. Foto: Apple

Barcelona, 28 de marzo de 2019 (12:16 CET)

El Apple Watch primero fue autorizado por Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) como dispositivo capaz de realizar electrocardiogramas. Ahora el Espacio Económico Europeo también avala su uso, lo que significa que en España ya puede utilizarse con este fin.

Francia, Italia, Reino Unido y Alemania son otros de los 19 países europeos en los que el dispositivo de Apple puede controlar la frecuencia cardiaca por medio de sensores de actividad que a su vez pueden hacer diagnósticos médicos de enfermedades cardiovasculares.

Avalados y homologados por las autoridades de la salud, los pacientes pueden hacer entrega de los electrocardiogramas del Apple Watch a los médicos, que tienen la opción de enviarlos directamente en formato PDF a su especialista para que haga la valoración del caso.

La capacidad de detectar irregularidades cardiovasculares, así como anticipar infartos y derrames cerebrales, es ratificada por medio de varios casos de pacientes que aseguran que el Apple Watch les salvó la vida. La funcionalidad se enmarca en la estrategia de Apple para "democratizar la salud".

Apple Watch para realizar electrocardiogramas, iPhone para guardarlos

Los dueños de Apple Watch en España ya pueden actualizar el software (watchOS 5.2) del dispositivo para que la app ECG empiece a hacer su trabajo de medir el ritmo cardiaco al instante directamente desde la muñeca, atento a síntomas como palpitaciones o latidos irregulares.

La app EDG también puede "comprobar esporádicamente la frecuencia cardiaca en segundo plano y enviar una notificación si detecta un ritmo irregular que pudiera ser síntoma de fibrilación auricular", informó la división española de la tecnológica en un comunicado este jueves.

El smartwatch de Apple incorpora electrodos en el cristal trasero y una corona digital que, en coordinación con la app ECG, permiten realizar los electrocardiogramas. La corona digital mide los impulsos eléctricos del corazón con solo tocarla con el dedo durante 30 segundos.

"Tras 30 segundos, el ritmo cardiaco se clasifica en fibrilación auricular, ritmo sinusal o no concluyente. Todas las mediciones, las clasificaciones asociadas y otros síntomas indicados se guardan de forma segura en la app Salud del iPhone", dice el comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad