El FBI ya no necesita a Apple para 'hackear' tu iPhone 

stop

La inteligencia estadounidense logra desbloquear el teléfono de dos presuntos asesinos adolescentes de Arkansas, pocos días después de resolver el litigio en torno a la matanza de San Bernardino

La Apple Store de Palo Alto, California

Barcelona, 31 de marzo de 2016 (10:10 CET)

La batalla por la privacidad y los derechos civiles asociados a las nuevas tecnologías está en el candelero, especialmente en EEUU. El FBI ha logrado acceder a los iPhone de dos acusados de asesinato en Arkansas, y de nuevo sin la ayuda de Apple.

La noticia llega dos días después de que la inteligencia estadounidense pudiese hackear el teléfono del autor de la matanza de San Bernardino, tras un litigio de varias semanas con la multinacional de la manzana, que se negó en rotundo a ayudar a desbloquear dicho dispositivo.

Todavía se desconoce el método a través del que el FBI logró entrar en el aparato de Rizwan Farook, el presunto responsable del tiroteo que en diciembre pasado acabó con la vida de 14 personas en el estado de California. El móvil de Farook, un iPhone 5c, al igual que ocurre con otros modelos de la marca, borra todo su contenido una vez se ha intentado entrar con varias claves erróneas.

Presuntos asesinos adolescentes

En el nuevo caso que ahora sale a la luz, el fiscal había solicitado el acceso a los iPhone 6 de Hunter Drexler y Justin Staton, de 18 y 15 años respectivamente, acusados de haber asesinado en 2015 a una pareja de ancianos de la localidad de Conway, padres en adopción de Staton, según ha informado la prensa local.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad