Fotografía: Daimler / Mercedes-Benz

El primer garaje donde los coches circulan y aparcan sin conductor

stop

Bosch y Daimler operan el primer párking convencional con autorización para que los coches con capacidad autónoma se muevan sin conductor

Madrid, 23 de julio de 2019 (12:02 CET)

Bosch y Daimler han obtenido la aprobación de las autoridades del estado federal alemán de Baden-Württemberg para operar el primer sistema de aparcamiento automatizado en el cual los vehículos circulan y estacionan por sí mismos en sin necesidad de conductor aun compartiendo espacio con vehículos (y conductores) convencionales.

  • A pesar de los avances en los coches autónomos, en general todavía es obligatorio que cuando estos vehículos circulan en espacios públicos y compartidos haya un conductor al volante, por cuestiones de seguridad.
  • El aparcamiento del Museo Mercedes-Benz de Stuttgart es el primer párking en el que los coches con capacidades autónomas pueden moverse sin necesidad de que haya un conductor de seguridad al volante.
  • Los usuarios (de coches "compatibles" con el sistema automático) solo tienen que dejar el coche a la entrada del aparcamiento y utilizar el móvil para que el coche se vaya a aparcar por sí mismo, sin nadie a bordo.
  • Para recoger el coche se realiza el mismo proceso pero a la inversa: cuando el propietario llega a la entrada del garaje el coche acudiera por sí mismo hasta donde espera el conductor.

Este sistema de aparcamiento autónomo combina la infraestructura de aparcamiento inteligente de Bosch y la tecnología de conducción autónoma de Mercedes-Benz. No existen coches autónomos de Nivel 4, pero esta combinación de tecnologías resulta en el primer aparcamiento con capacidad para circulación autónoma de Nivel 4.

  • La autorización otorgada por las autoridades de Baden-Württemberg allana el camino para automatizar otros aparcamientos convencionales.
  • Para garantizar la seguridad, los sensores de Bosch guían a los vehículos hasta y desde las plazas de aparcamiento. Si es necesario los coches pueden subir y bajar rampas para moverse entre las plantas del aparcamiento.
  • Si los sensores del párking o del vehículo detectan cualquier obstáculo el coche se detiene inmediatamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad