La app de Youtube para niños prescinde de la inteligencia artificial en favor de la revisión humana. Foto: Youtube Kids
stop

Youtube Kids cede a las demandas de los padres de familia y pone a descansar las máquinas de inteligencia artificial

Alessandro Solís

Economía Digital

La app de Youtube para niños prescinde de la inteligencia artificial en favor de la revisión humana. Foto: Youtube Kids

Barcelona, 26 de abril de 2018 (14:20 CET)

La inteligencia artificial es un arma de doble filo, como suelen ser los grandes avances tecnológicos. En el caso de empresas como Youtube, la ayuda de las máquinas que aprenden y mejoran con el tiempo ha sido útil en varias áreas del negocio, pero especialmente nebulosa en su departamento de contenido infantil.

El portal de vídeos –una filial de Google– lanzó hace tres años la app Youtube Kids, una suerte de "control parental" para la era de la información. El objetivo de la aplicación es lograr lo que conseguían las operadoras de cable en los tiempos en los que la televisión era la pantalla por excelencia del hogar: evitar que los menores de edad vean contenidos inapropiados.

Los motivos de Youtube son elogiables, pero el desenlace ha sido un dolor de cabeza para la compañía. Claro está: no es lo mismo controlar los contenidos televisivos de unas cuantas empresas a controlar los vídeos que circulan en internet (solo a Youtube se suben más de 300 horas de vídeo por minuto).

Más de 11 millones de niños que usan Youtube Kids han visto más de 70.000 millones de vídeos

La empresa utiliza la inteligencia artificial para filtrar los contenidos apropiados para los niños, pero algunos vídeos ofensivos logran burlar a las máquinas y aparecer entre los vídeos recomendados de Youtube Kids, lo que causa alarma y enojo entre los padres de familia que utilizan la app.

Por ello Youtube tomó la decisión de prescindir de las máquinas cuando se trata de contenido infantil y limitar lo que los niños ven en la plataforma únicamente a partir de la revisión humana. La nueva actualización de Youtube Kids permitirá a los padres darle la espalda a la inteligencia artificial y sólo mostrar contenidos que otros seres humanos han aprobado como aptos para menores.

Ejemplo del control parental que Youtube lanzó para mitigar las críticas de su app para niños. Foto: Youtube Kids

Ejemplo del control parental que Youtube lanzó para mitigar las críticas de su app para niños. Foto: Youtube Kids

Pequeños pasos

Más de 11 millones de niños utilizan Youtube Kids cada semana, quienes en tres años de servicio han visto más de 70.000 millones de vídeos en la plataforma. Para mitigar los problemas de revisión, la empresa primero anunció que permitiría eliminar la opción de búsqueda si los padres así lo solicitaban.

Pero eso no evitó que vídeos inapropiados se colaran entre los recomendados, por lo que ahora la app ofrece la posibilidad de que los padres elijan específicamente los vídeos que sus hijos pueden ver, así como promete aumentar la revisión humana de los materiales infantiles, sin especificar cuántos trabajadores se dedicarán a ello.

"Para los padres que les gusta la versión actual de Youtube Kids y desean una selección más amplia de contenido, todavía está disponible", explica la empresa. "Si bien ningún sistema es perfecto, seguimos ajustando, probando rigurosamente y mejorando nuestros filtros para esta versión más abierta de nuestra aplicación".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad