YouTube es señalado por no proteger a sus usuarios y clientes de los contenidos obscenos. Foto: Creative Commons
stop

Los youtubers que publiquen material inapropiado se expondrán a una serie de medidas contra sus negocios

Barcelona, 10 de febrero de 2018 (19:23 CET)

El contenido ofensivo es el talón de Aquiles de Youtube. La plataforma de vídeos de Google ha recibido incontables críticas en los últimos meses por permitir que algunos de sus más populares creadores de contenido propaguen material inapropiado de forma constante, ante la vista y paciencia de los moderadores. Pero este fin de semana el sitio ha anunciado medidas más severas para erradicar el problema.

El youtuber estadounidense Logan Paul ha sido una suerte de conejillo de indias para Youtube en este capítulo de su operación, al ser el protagonista de uno de los escándalos más recientes alrededor del portal de vídeos. Paul publicó a comienzos de enero un vídeo en el que muestra a un joven suicida en un bosque japonés y se burla de la situación, lo que provocó el enojo de miles de usuarios en las redes sociales y provocó un escándalo que fue recogido por la prensa mundial.

Desde entonces, según el blog de creadores de Youtube, Paul ha publicado más contenido ofensivo (por ejemplo, un vídeo en el que maltrata a un animal), por lo que la empresa decidió tomar en contra de su canal medidas de seguridad que de igual manera aplicará de ahora en adelante en contra de todos los demás canales que pasen el límite de lo apropiado.

Una de las medidas que el sitio tomará será restringir la publicidad en los contenidos que sean irrespetuosos y que inviten al odio o a la violencia, algo que ya había hecho con Paul pero que ahora oficializa como una medida estándar para atacar los vídeos ofensivos.

Youtube desactivará la publicidad de los contenidos ofensivos y los esc0nderá para evitar que se popularicen

Pero los youtubers no sólo ganan dinero mediante la publicidad, sino también vendiendo productos, un negocio para el cual es indispensable que sigan siendo famosos y reconocidos. Por lo tanto, las nuevas medidas también atacarán la visibilidad de estos contenidos; es decir, que quienes publiquen material inapropiado Youtube no los mostrará en los vídeos recomendados o virales, ni en las búsquedas dentro del sitio.

Esto se suma al anuncio que la compañía emitió recientemente, en el que manifestó que contratará a un gran equipo humano que combatirá los vídeos ofensivos con la ayuda de herramientas de inteligencia artificial. De esta manera, la afiliada de Google pretende deshacerse de un problema que también afecta a las demás redes sociales y que en el pasado ya le ha generado desencuentros no sólo con el público sino también con las marcas que compran publicidad en el sitio.

Con estas medidas, Youtube también tiene la intención de que "las acciones de unos cuantos no impacten al 99.9% de los creadores que utilizan sus canales para conectar con sus fans o para construir sus negocios".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad