El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, en una imagen de archivo. Facebook posee información sensible del 70% de los usuarios españoles. /EFE

Facebook posee información sensible del 70% de sus usuarios españoles

stop

Un estudio de la Universidad Carlos III desvela que Facebook categoriza al 67% de sus usuarios basándose en información sensible para fines publicitarios

Economía Digital

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, en una imagen de archivo. Facebook posee información sensible del 70% de los usuarios españoles. /EFE

Barcelona, 31 de agosto de 2019 (18:38 CET)

La red social de Mark Zuckerberg, Facebook, gestiona millones de datos de sus usuarios y algunos de ellos contienen información sensible. Según un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid, la compañía usa etiquetas sensibles (de carácter étnico, sexual o político) para categorizar al 67% de los usuarios y lucrarse de ello. 

Según avanza ABC, la plataforma de Mark Zuckerberg tiene categorizados al 67% de sus usuarios con etiquetas sensibles. Esta cifra, en el caso de España, asciende hasta el 72%, unos 20 millones de personas.

Cabe recordar que, para recopilar información, Facebook se vale de distintos medios. Por ejemplo, la red social da la opción de rellenar campos en los que el usuario puede especificar dónde vive, qué preferencias tiene, dónde ha estudiado, dónde trabaja o cuál es su número de teléfono. 

Según el citado estudio universitario, la compañía de Zuckerberg emplea esta información para configurar paquetes segmentados de publicidad que ofrece a las compañías que se anuncian en su red social. Sin embargo, todos esos datos son anónimos, y, según señala la red social, la empresa que se publicita no es consciente, en ningún momento, de quiénes son los usuarios que ven sus producto.

Una práctica habitual

Según el Reglamento General de Protección de Datos, que entró en vigor en Europa el año pasado, la información sensible debe ser empleada con sumo cuidado. Dentro de la red social se le da la opción al usuario de expresar su orientación sexual, sus creencias religiosas o su ideología política, entre otra amplia variedad de categorías. Sin embargo no es obligatorio rellenar esos campos para abrir una cuenta.

A pesar de que Facebook no está llevando a cabo ninguna infracción, el estudio alerta de que estos datos sensibles podrían terminar ocasionando un grave problema al usuario, especialmente en países donde existen sanciones penales por tener una determinada orientación sexual. 

El estudio concluye que el gigante americano ofrece a las compañías de publicidad la opción de explotar comercialmente información sensible a través de campañas a medida. Aunque no es ilegal, se mueve en una área gris según la nueva normativa de protección de datos, puesto que el estudio evidencia que los usuarios están expuestos a preferencias sensibles. Con todo, concluyen que debería existir una normativa que regule la información que se puede usar y la que no, para prevenir riesgos de privación en los usuarios. 

Los antecedentes

La compañía de Zuckerberg ya tiene antecedentes de vulneración de los derechos de los usuarios. Cambridge Analytica –una empresa de análisis de datos vinculada a los asesores de Donald Trump– trató de influir en los votantes de Estados Unidos en las elecciones presidenciales de 2016 usando información recopilada de 87 millones de usuarios de Facebook.

Tras el escándalo, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) ordenó a la red social el pago de una multa de 5.000 millones de dólares como sanción por las malas prácticas en el manejo de la seguridad de los datos de los usuarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad