El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, EFE/ Yoan Valat
stop

Facebook demanda a la empresa surcoreana Rankwave por usar los datos de los usuarios de la red social de la misma forma que Cambridge Analytica

Barcelona, 12 de mayo de 2019 (13:58 CET)

Facebook quiere al menos ser el primero en informar de los movimientos cuestionables de los desarrolladores que abusan de su plataforma. La tecnológica descubrió una operación muy similar a la controversial firma británica Cambridge Analytica y, tras varios intentos de dialogar con los responsables, decidió demandarles para enviar un mensaje.

"Al presentar la demanda, estamos enviando un mensaje a los desarrolladores de que Facebook se toma en serio el cumplimiento de sus políticas, lo que incluye la cooperación de los desarrolladores durante una investigación", dijo la compañía de Mark Zuckerberg el viernes, cuando anunció esta nueva batalla legal.

La acusada es Rankwave, con sede en Corea del Sur. Es una firma de análisis, como Cambridge Analytica, que utiliza apps en la plataforma y a la que denuncia por un supuesto uso indebido de los datos en sus servicios de publicidad y marketing. Vamos, que el caso parece calcado del de la firma británica que destapó la mayor crisis en la historia de la red social.

La demanda "se centra en la oferta de Rankwave para ayudar a empresas a crear pasos autorización de Facebook en sus apps para que puedan pasar todos los datos del usuario a Rankwave, que analiza los rasgos biográficos y de comportamiento para proporcionar información de contacto del usuario y asistencia de publicidad dirigida a la empresa", informó Tech Crunch.

Rankwave hacía perfiles de "influencia social" de usuarios de Facebook

Forbes anota que el modelo de negocio de Rankwave recuerda al de Cambridge Analytica, donde se usaban pruebas de personalidad para construir algoritmos complejos que se dirigían a los usuarios y sus círculos de amigos con anuncios exageradamente específicos que fueron diseñados, por ejemplo, para moldear el comportamiento del voto en las elecciones.

Rankwave presuntamente usó más de 30 aplicaciones para rastrear y analizar comentarios y "likes" de los usuarios de Facebook. Además, la empresa desarrolla una app que rastrea la popularidad de las publicaciones de los ususarios y crea una calificación de "influencia social". Facebook la bloqueó, pero sigue a la venta en Google Play Store.

Facebook intentó contactarse con Rankwave en enero pasado, pero no obtuvo respuesta, lo que dio pie a una orden de cese y desista enviada en febrero. La firma surcoreana le dio largas al asunto y a finales de febrero aseguró que no viola las normas de Facebook, pero no presentó pruebas, pese a que la red social le dio tiempo para hacerlo.

Más críticas a Mark Zuckerberg

Esta noticia trascendió casi al mismo tiempo que Zuckerberg se reunía con el presidente francés Emmanuel Macron para discutir sobre la decisión de Francia de endurecer su legislación sobre las redes sociales, entre otras cosas por el desastre de Cambridge Analytica.

Esta misma semana, el cofundador de Facebook, Chris Hughes, cargó contra la compañía y contra Zuckerberg por el escándalo de Cambridge Analytica y por la intrusión rusa en las elecciones estadounidenses de 2016, activada desde la red social azul. Unas críticas que Zuckerberg desestimó de inmediato porque "no ayudan en nada".

"Es posible que Mark Zuckerberg nunca tenga un jefe, pero necesita controlar su poder", escribió Hughes en un artículo del New York Times. "El gobierno estadounidense debe hacer dos cosas: romper el monopolio de Facebook y regular a la compañía para que sea más responsable ante el pueblo estadounidense".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad