Fotografía: Alex Haney en Unsplash
stop

Un informe del Parlamento británico concluye que Facebook violó la ley "intencionadamente" y pide una mayor regulación de las plataformas sociales

Madrid, 18 de febrero de 2019 (11:13 CET)

La Comisión de Digital, Medios, Cultura y Deporte del Reino Unido emitió ayer sus conclusiones tras investigar durante meses la desinformación y las prácticas de Facebook, y asegura que Facebook "violó intencionadamente" la ley de protección de datos británica.

Las conclusiones y recomendaciones del comité se han hecho públicas en el informe Disinformation and fake news: Final Report (en PDF.) 

La comisión política pide también una un mayor regulación del gigante de la tecnología para "proteger la democracia" después de examinar de qué manera Facebook habría interferido en el resultado de las elecciones —incluida una posible injerencia rusa—, contribuido a difundir noticias falsas y accedido a datos personales de los usuarios, violando sus derechos.

Los medios sociales deben "someterse a un regulador independiente"

"Las compañías de medios sociales no pueden esconderse tras la afirmación de que son meramente una 'plataforma' y que por tanto no tienen ninguna responsabilidad sobre su contenido," dice el informe.

"Reiteramos la recomendación de que se formule una nueva categoría para estas empresas tecnológicas que establezca las responsabilidades de esas empresas, que no son necesariamente una 'plataforma' o un 'editor', para que asuman su responsabilidad legal por contenido publicado por los usuarios que puede considerarse dañino."

Hoy mismo Facebook se ha expresado favorable a este tipo de regulación: "Estamos abiertos a una regulación adecuada y apoyamos la recomendación del comité para la reforma de la ley electoral", según declaraciones del responsable de las políticas públicas de Facebook en el Reino Unido, Karim Palant, en declaraciones recogidas por Reuters.

Cambios ya en marcha, según Facebook

Palant asegura que Facebook ya ha comenzado a realizar cambios sustanciales en sus procedimientos, incluyendo los relativos a poner límites a los anuncios políticos o alertar a los usuarios cuando un anuncio proceda de un anunciante sospechoso.

Precisamente algunas de las recomendaciones de los políticos británicos tienen que ver con incrementar la transparencia de los anuncios políticos en Facebook mediante un registro en el que quede constancia de "quién paga qué anuncios, qué organizaciones los patrocinan y quiénes son los destinatarios de esos anuncios" con una ley que además "haga referencia explícita a la ilegalidad de influir desde el extranjero en los procesos democráticos."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad