Fotografía: Matt Botsford en Unsplash
stop

Google cerrará al público en los próximos meses su intento de red social porque nadie lo utilizaba... desde 2011

Madrid, 09 de octubre de 2018 (09:22 CET)

Una brecha de seguridad detectada y no comunicada pero en teoría resuelta por Google el pasado marzo supone el golpe de gracia para Google +, el que fuera intento de Google para competir en el terreno de las redes sociales, sobre todo con Facebook. 

Google admite que a pesar de los esfuerzos y la dedicación de sus ingenieros a lo largo de los años, la versión para usuarios finales de Google +, "tiene actualmente" un nivel de utilizado era muy bajo: "el 90% de las sesiones de usuario de Google + duran menos de cinco segundos," según Google.

Lo cierto es que ese nivel de actividad es, más o menos, el mismo, casi ninguno, desde el primer día. Ya en 2011, después de unos pocos meses funcionando en abierto (sin necesidad de una "invitación" para utilizarlo), se calculaba que más de un 80% de las cuentas no contenían ninguna publicación. Eran esencialmente cuantas inactivas.

En muchos casos la activación se hacía de forma inconsciente durante el uso de la cuenta genérica de Google. O simplemente se activaba por curiosidad.

La 'ciudad fantasma' Google +

Ya en 2011 Google + era considerada una 'ciudad fantasma'. Eso a pesar de que, en muchos aspectos, Google + era más atractiva que Facebook y otras redes sociales del momento, y también a pesar de que ya entonces la política de protección de datos de Google (que entonces operaba bajo el moto "don't be evil") daba más confianza que la de Facebook.

Pero Google llegó tarde a la fiesta de las redes sociales, en parte porque a Google le llevó años dar con la receta para un servicios de tipo social. Antes de Google + probó otras fórmulas (incluyendo los también fallidos Orkut y Google Buzz) y durante ese tiempo Facebook aprovechó para llegar (en 2011) a los 750 millones de cuentas. Google + apenas llegaba entonces a los 25 millones de cuentas.

En 2015 las cifras de uso de Google + eran peores: el análisis de más de medio millón de perfiles públicos sirvió para calcular que el 90% de sus usuarios de Google + nunca había publicado nada. Es cierto que en Internet se acepta que el porcentaje de "mirones" es mucho más grande que el porcentaje de usuarios que crean contenido, y eso también sucede en Facebook.

Pero en el caso de Google + esa relación la condenó al fracaso.

El 'cementerio' de servicios de Google

Entre medias, en 2013, Google cerró uno de sus servicios más utilizados y hasta queridos, Google Reader. Un año antes había sido Google Wave, junto a otras decenas de servicios incuyendo Lively, iGoogle, Google Desktop o Picnik, entre otros. Se calculó entonces que la "esperanza de vida" promedio de los servicios de Google era de cuatro años.

Esas constantes tareas de jardinería de Google no beneficiaron a Google +, sino todo lo contrario: el mensaje emitido a los usuarios fue que no tenía sentido encariñarse demasiado con servicios de Google que desaparecían de la noche a la mañana.

Una cosa que sí logró en su día Google + fue espolear el desarrollo de Facebook, que mejoró en cuestión de meses lo que no se había visto en años incorporando numerosas mejoras y funcionalidades con las que la red social dio la bienvenida a Google + y a unos cuentos cientos de millones de usuarios más, la mayoría de los cuales nunca utilizaron (ni oyeron nunca hablar) de Google +. Hasta hoy.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad