Fotografía: Erik Lucatero en Unsplash

Instagram extiende globalmente su guerra contra la desinformación

stop

La red social estrenó un filtro de verificación a principios de año en Estados Unidos, pero se olvida de aplicarlo en contenidos políticos

Madrid, 19 de diciembre de 2019 (16:51 CET)

Instagram ha comenzado a aplicar en todo el mundo un programa de verificación con el objetivo de "combatir la desinformación", una inciativa que funciona en Estados Unidos desde principios de año. Sin embargo, a pesar de que la red social señala que se trata de un "paso importante", la compañía propiedad de Facebook se ha olvidado de aplicar este filtro a un tipo de contenidos en concreto: todos aquellos que tengan que ver con política. 

La función notifica a los usuarios cuándo uno de sus comentarios puede considerarse ofensivo. Y lo hace antes de que el mensaje sea publicado. Según la compañía, los resultados registrados en Estados Unidos son "prometedores" y les ha valido para descubrir que "puede alentar a las personas" a reconsiderar su publicación. 

"Queremos que confíes en lo que ves en Instagram", apunta la red social en un comunicado. En este sentido, el papel de Facebook, propietaria de la firma desde 2012, es fundamental en el nuevo proceso de verificación. La compañía fundada por Mark Zuckerberg tiene un servicio externo para contrastar datos que identifica, revisa y etiqueta la información falsa. 

Cuando el contenido se cataloga como falso, o parcialmente falso, la nueva función de Instagram permite a todos los usuarios retirarlo de las páginas 'Explore' y 'hashtag'. De esta forma, las publicaciones quedan etiquetadas para dar la opción a los consumidores de verlas y compartirlas o, por el contrario, no hacerlo. Asimismo, esto aparece desde este lunes en el perfil, las historias y los mensajes directos de los usuarios de todo el mundo. 

Instagram ha implementado softwares de inteligencia artificial, en concreto, tecnología de coincidencia de imágenes, para lograr localizar estos contenidos. De esta forma, y a juicio de la compañía, se ayuda a "reducir la propagación de información falsa". Pero ha olvidado aplicar el mismo filtro a todas aquellas publicaciones que tengan relación con política.

Facebook no aplica el filtro a la política

La política interna de Facebook permite a los políticos, incluidos candidatos a cargos públicos, publicar anuncios sin verificar en la plataforma. Esto significa dar rienda suelta a anuncios falsos, como el denunciado por la cadena norteamericana CNN. Un ejemplo: la campaña del exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, solicitó a la red social que eliminara uno de los anuncios falsos que la campaña del presidente Donald Trump publicó a principios de octubre, en la que relacionaba a Biden con Ucrania

Esto ha provocado una escena similar al clásico del cine estadounidense 'Mr. Smith goes to Washington'. En la película, conocida en España como 'Caballero sin espada', un joven James Stewart emprende una cruzada como senador contra todo el entramado procedimiento que existe en el país a la hora de aplicar una ley a inciativa popular. 

Siguiendo sus pasos, y tras conocer la noticia del caso Biden, Adriel Hampton, un activista político de San Francisco, se registró en la oficina de correos más cercana para registrarse como candidato a gobernador por California. Este Estado celebra elecciones en 2022, y es en esa fecha cuando Hampton quiere lograr su objetivo: publicar sus propios anuncios falsos -ya como político electo- en Facebook para poder demotrar las malas prácticas de la red social. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad