Las series funcionan como una comida: algunas se saborean y otras se devoran

stop

Un análisis de Netflix revela que el público divide las series entre las que se visualizan lentamente, y las que crean adicción y se devoran una temporada en un par de días

Kevin Spacey en una imagen promocional de House of Cards. / Neftlix

Barcelona, 11 de junio de 2016 (19:21 CET)

Las series pueden tener un punto de deleite gastronómico: algunas se saborean capítulo a capítulo, día a día, en un horario preferente y la trama –por lo general de ritmo lento e intrigante- es degustada sin prisas por el público. Pero hay otras emisiones que juegan con la ansiedad, el impacto emocional, y los televidentes quedan atrapados y emprenden maratones de dos o más capítulos a lo largo del día. Son las denominadas series que se devoran.

Un análisis de Netflix sobre las conductas de su público describe un abanico de series que van entre las que son saboreadas a un ritmo pausado y las que son devoradas en maratones que liquidan una temporada por semana. O más rápido.

 https://www.economiadigital.es/cat/img2/2016/06/latam-spanish-low-res-48679.jpg?t=1465665600

A ritmo pausado

En las series que se saborean se encuentran los dramas inteligentes y los thrillers políticos como la aclamada House of Cards, los dramas de época como Narcos o Mad Men y las comedias irreverentes como BoJack Horseman, Love y Unbreakable Kimmy Schmidt, donde el humor surge de la crítica social y los personajes con defectos.

A estas emisiones, el público prefiere consumirlas lentamente para percibir los entresijos de argumentos complejos, o para distinguir una ambientación diferente a la época actual.

Jugar con la ansiedad

Pero hay series como Sense 8, Orphan Black, The 100 que van al impacto, su trama es más sencilla y más fácil de digerir. Pero son más adictivas, el acento está puesto en la acción y en la resolución rápida del conflicto. Los elementos clásicos del terror y el suspenso apuntan directo al estómago, por lo que series como The Walking Dead, American Horror Story y The Fall también tienden a ser devoradas, al igual que las comedias dramáticas como Orange Is the New Black, Nurse Jackie y Grace & Frankie.

Para llegar a estas conclusiones, Netflix analizó más de cien series en los 190 países donde tiene presencia. Allí también se revela que el público liquida una temporada en sólo cinco días, y dedica un promedio de dos horas y diez minutos a ver su serie favorita. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad