Las SIM virtuales son la nueva revolución en la telefonía móvil

stop

Estas tarjetas inéditas permitirán conectar diversos dispositivos con un mismo número, y también tener líneas diferentes en un mismo móvil

Aunque se seguirán usando, de a poco las tarjetas SIM pasarán a la historia.

Barcelona, 08 de mayo de 2016 (14:44 CET)

Tras el giro copernicano que implicó la llegada de los móviles inteligentes, la nueva revolución se dará en un pequeño componente: las SIM virtuales. Esta pequeña tarjeta, que se presenta en los formatos miniSIM, microSIM y nanoSIM tiene los días contados, tras 25 años de nobles servicios prestados.

La SIM virtual o eSIM será un componente integrado al teléfono o la tableta electrónica, por lo que no será necesario tener que poner y quitar este microchip cada vez que se cambie de terminal.

Como en las tarjetas actuales, seguirá almacenando los datos del usuario, como el número de teléfono, y guardará un buen número de contactos. Pero promoverá un interesante cambio en la interconexión de dispositivos, y además, forzará la competencia entre las telecos.

Con una eSIM es posible tener el mismo número de teléfono para varios dispositivos, sean móviles, tabletas o wereables (como relojes inteligentes). Por ahora, se desconoce si habrá un número máximo de conexiones simultáneas, lo que dependerá de cada compañía.

Todos los números en una terminal

A la inversa, gracias a las SIM virtuales se podrán tener varios números en un misma terminal, como puede ser el teléfono particular y el del trabajo, aunque sean de distintas operadoras. Esto también es una gran ventaja si se viaja al exterior, porque si bien en un año se suspenderá el roaming en la Unión Europea, todavía este sobrecargo se seguirá aplicando en Andorra, Suiza, y por supuesto, en el resto del mundo.

Cuando el usuario esté descontento con una operadora y decida cambiarse por otra, no hará falta esperar a que llegue la nueva tarjeta. Con la eSIM la portabilidad es instantánea. Y por supuesto, se acabará la incomodidad de estar poniendo y sacando la tarjeta, lo que muchas veces lleva a que se rayen o se pierdan entre tanta manipulación.

¿Qué pasará con las SIM?

Las tarjetas SIM no perderán vigencia, porque la idea es que las nuevas SIM lleguen con las próximas generaciones de móviles, y mientras haya teléfonos con ranuras para las tarjetas clásicas, seguirán produciéndose las SIM de toda la vida.

Telefónica aspira a ser la primera compañía en España que implemente el uso de estas tarjetas, y ya dio los primeros pasos con la integración en el smartwatch de la compañía surcoreana Samsung, el Gear S2 classic 3G.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad