Los dudosos métodos de la marca blanca de Amazon para triunfar

stop

El caso de un soporte para ordenador aparentemente plagiado ha despertado suspicacias sobre el 'modus operandi' de AmazonBasics, el sello privado de la compañía de Jeff Bezos

P.J.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, pronuncia un discurso durante la inauguración de la nueva sede del Washington Post, del que es propietario. EFE/Michael Reynolds
El fundador de Amazon, Jeff Bezos, pronuncia un discurso durante la inauguración de la nueva sede del Washington Post, del que es propietario. EFE/Michael Reynolds

Barcelona, 04 de agosto de 2016 (22:00 CET)

En septiembre de 2009 Amazon creó su propia marca blanca, AmazonBasics. Pensada en un primer momento para comercializar productos sencillos y de uso efímero –como pilas, cables de USB o DVDs vacíos, entre otros--, esta sub-tienda virtual ha ido ganando peso y relevancia en el gigante mundial del comercio electrónico.

En la actualidad este sello privado cuenta, según datos de Bloomberg, con más de 3.000 productos que abarcan desde accesorios para cámaras, pequeños electrodomésticos o mochilas sospechosamente parecidas a la afamada Eastpak. Precisamente este último punto, el excesivo parecido de estos productos con otras marcas de éxito, ha despertado un gran recelo entre fabricantes y analistas.

El caso de Rain Design

La liebre saltó hace varias semanas, cuando la firma especializada en software para e-commerce Skubana publicó en su blog un artículo sobre los métodos de Amazon para potenciar su marca privada. En concreto, los responsables de la compañía se referían al caso ocurrido con la firma de diseño Rain Design.

Esta empresa lanzó al mercado en 2004 un soporte para ordenador de sobremesa que, casi inmediatamente, se convirtió en un éxito de ventas. A la buena comercialización del producto, disponible desde Amazon, se unieron las más altas valoraciones de los usuarios, que lo colocaron en el puesto número 1 de su categoría.

En julio de 2015, AmazonBasics estrenó un producto muy similar y a un precio más reducido (hoy en día el original se puede encontrar por 40,94 dólares y su réplica por 19,99 dólares), que rápidamente se aupó al primer puesto del podio entre los más vendidos y mejor valorados en su segmento.

Los éxitos de AmazonBasics

De acuerdo a los responsables de Skubana, nada de esto es casualidad, sino que responde a una estrategia calculada e implementada a conciencia por la compañía de Jeff Bezos. A raíz del caso de Spring Design, esta firma inició una pequeña investigación sobre qué características comunes tiene el variado catálogo de AmazonBasics.

Una abrumadora mayoría de estos productos tienen muy buenas valoraciones entre los usuarios. Tal y como se observa en el cuadro inferior, prácticamente el 90% de los artículos –el estudio tiene en cuenta los 916 productos base de la marca, sin sus variantes en color, tamaño, etc.—tienen una valoración superior a los 4 puntos (en un baremo de 5).

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/37/89/65/amazon-basics-valoraciones-78965.jpg?t=1470338725

Es decir, son productos con un éxito relativamente asegurado a priori –parten, según esta teoría, de diseños originales ya consolidados—y que rápidamente se descartan si no alcanzan gran popularidad entre el público. Si a ello se añade que cuentan con un precio claramente rebajado, se entiende mejor la segunda tabla (debajo de estas líneas). Una amplia mayoría de los artículos de AmazonBasics se encuentran entre los 10, 25 o 50 productos más vendidos de su categoría.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/37/89/64/amazonbasics-ventas-78964.jpg?t=1470338725

La importancia del 'big data'

Desde Skubana tienen claro el método y la clave: la capacidad de Amazon para analizar la ingente cantidad de información de las marcas que venden en su portal. Desde qué tipos de productos triunfan, a través de qué método y en qué clientes. Big data en estado puro.

Una vez hecho este trabajo sólo queda crear un producto similar, rebajarle el precio y promocionarlo en las posiciones más privilegiadas del portal. ¿Fórmula ganadora? Para Amazon, aparentemente sí, aunque no tanto para las compañías que utilizan al gigante del comercio electrónico como su principal, o único, escaparate de ventas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad