stop

Mercadona ha fichado a Dalli Group, el fabricante alemán de las cremas antiarrugas que Lidl vende en tres euros

David Placer

Economía Digital

Los nuevos protectores solares de Mercadona, producidos por el fabricante de Lidl.

Madrid, 27 de junio de 2017 (06:55 CET)

Mercadona ha decidido modificar su estrategia en cremas y ha fichado a Dalli Group, el fabricante alemán que produce las famosas cremas antiarrugas y que la cadena de supermercados Lidl vende por tres euros. Mercadona inicia, de este modo, una nueva etapa en su departamento de cosmética.

Hasta ahora, la línea de productos de belleza Deliplus, la marca blanca de Mercadona, había sido confiada en buena medida a RNB Cosméticos, el fabricante valenciano que ha crecido gracias al apoyo de la cadena de supermercados de Juan Roig. Pero ahora desarrolla una nueva estrategia: seleccionar a proveedores y los fabricantes exclusivos de sus marcas (conocidos como interproveedores en el lenguaje interno de la compañía) para que se especialicen en productos concretos.

Se trata de una de las nuevas directrices anunciadas este año por el propio Roig. Y Dalli ha sido seleccionado para las cremas solares. El fabricante alemán ha comenzado a fabricar una buena gama de productos solares para Mercadona, entre los que se incluyen leche solar para niños FPS 50, espray solar para niños FPS 50 y esprays solares FPS 30 y 50.

La cadena de Roig vende entre 800 y 1.600 unidades de cada uno de estos productos al día. Antes de elegir al fabricante alemán, la cadena hizo un estudio exhaustivo para seleccionar su proveedor. “Visitamos más de 20 tanto en España como en el resto del mundo y este fue el que más nos convenció por su gran especialidad”, explican desde Mercadona.

Grandes volúmenes

El fabricante alemán Dalli no es nuevo en la venta de cosméticos a grandes supermercados. La compañía se ha hecho de oro con su alianza con Lidl que catapultó las cremas antiarrugas de Lidl el año pasado. El aumento inusidato de ventas se produjo gracias a un polémico estudio de la OCU, que considera que la crema de Lidl es mucho mejor que cualquier otra en el mercado, incluidas todas las de L’Oreal, Vichy o la prestigiosa La Mer.

El fabricante no daba abasto con la producción y ocasionó roturas de existencias importantes en España, lo que ocasionó el desabastecimiento del producto. Pero al final, la crema resultó no ser tan milagrosa como la vendía el informe de la OCU.

La letra pequeña del estudio de la OCU desvela que la crema hidratante de Lidl no es la maravilla que asegura, sino una crema más. La crema hidratante de Lidl fabricada por Dalli ocupa la posición número 16 de su estudio, pero fue catapultada a la posición número 1 en el estudio de la OCU con otros factores más subjetivos como precios bajos o empaque. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad