Un usuario de Facebook revisa las nuevas condiciones de uso de la red social. La empresa ya enfrenta las primeras querellas ante la nueva ley de datos de la UE. Foto: ED

Primeras querellas contra Google y Facebook ante la nueva ley de datos

stop

Usuarios de Google y Facebook presentan sus primeras denuncias contra las tecnológicas por lo que denominan "consentimiento forzoso"

Alessandro Solís

Economía Digital

Un usuario de Facebook revisa las nuevas condiciones de uso de la red social. La empresa ya enfrenta las primeras querellas ante la nueva ley de datos de la UE. Foto: ED

Barcelona, 25 de mayo de 2018 (14:28 CET)

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RPGD) de la Unión Europea entró en vigor este viernes y con su debut ya llegaron las primeras querellas contra Google y Facebook. Una ONG que se izó gracias al crowdfunding presentó cuatro denuncias (comunicado en inglés aquí) de usuarios individuales contra el "consentimiento forzoso" que aplican las tecnológicas.

La ONG, llamada "noyb" (acrónimo para "none of your business", o "no es asunto tuyo" en español), entiende por "consentimiento forzoso" la práctica que utilizan estas empresas para conseguir que los usuarios acepten sus nuevas condiciones de uso con tal de estar dentro de la ley. Las denuncias son contra Facebook, Instagram, Whatsapp (todas parte del imperio de Mark Zuckerberg) y Android (de Google).

La estrategia de "consentimiento forzoso" consiste en coartar la libertad de decisión de los usuarios al presentarles sólo dos opciones con respecto a las nuevas condiciones del servicio: o las aceptan o cierran sus cuentas. "No hay libre elección; es más como el proceso electoral de Corea del Norte", dijo Max Schrems, líder de la ONG y gran crítico de las tecnológicas en el continente europeo.

Las redes sociales dicen ser medios para conectar con personas, no para vender datos con fines publicitarios

La nueva ley de datos de la UE obliga a las empresas a brindar libre elección a los usuarios cuando les presentan las condiciones del uso de datos. La única excepción es que el servicio necesite de un consentimiento obligatorio para funcionar, pero empresas como Facebook alegan que su principal producto es conectar a las personas, no vender datos personales con fines publicitarios.

Y es justamente para vender datos con fines publicitarios que Facebook, Whatsapp, Instagram y Android han forzado el consentimiento de sus usuarios, según las querellas, obligándolos a estar de acuerdo con que sus datos sean utilizados para personalizar los anuncios que les muestran; caso contrario, bien pueden eliminar sus cuentas y seguir adelante con sus vidas... sin la posibilidad de conectar con otros por medio de esas redes.

La organización que presentó las denuncias sostiene que la misma RPGD previó este escenario, al establecer que las plantillas para pedir el consentimiento de los usuarios deben presentarse únicamente cuando se trata de aspectos necesarios para el servicio y que, cuando se presenten, deben brindar la libertad de decidir si se aceptan o no.

Mark Zuckerberg: Si vas a ver anuncios en un servicio, quieres ver anuncios que sean relevantes y buenos"

Las querellas fueron presentadas a las agencias de protección de datos de Austria, Francia, Bélgica y Alemania (Hamburgo). La ley establece que las violaciones de primer orden pueden conseguir multas de hasta el 4% de los ingresos de las tecnológicas, pero al ser una ley de tan fresca aplicación es posible que la reacción de la misma sea un tanto ligera mientras transcurren las primeras demandas.

Durante su actual visita a Europa, donde se reunirá en secreto con los legisladores, Zuckerberg habló sobre el consentimiento desde una conferencia en París. El fundador de Facebook comentó que le parece "interesante" que la mayoría de los usuarios han aceptado las nuevas condiciones de uso de la red social, y cree que es porque prefieren "ver anuncios que sean relevantes y buenos".

Lo que Zuckerberg pasó por alto es que los usuarios no tienen otra salida. Y, ante la posibilidad de dejar de usar un servicio tan poderoso como Facebook, la mayoría están dispuestos a acatar las condiciones que, según las nuevas querellas, de todas formas están obligados a aceptar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad