Un robot brinda información a los clientes de un supermercado en Japón.

Los robots echarán a la mitad de los trabajadores

stop

Los robots podrían ocupar el 50% de las plazas del mercado laboral de EEUU y, más tarde, del mundo, asegura el Banco Mundial

Barcelona, 26 de marzo de 2017 (19:00 CET)

Hay dos campos en los que las investigaciones en robótica avanzan sin parar: la automatización de rutinas (la misma tarea, realizada más eficazmente y más barato) y la inteligencia artificial. Según la consultora PwC y el Banco Mundial, el desarrollo en estos dos sectores pondrá en peligro el 50% de los puestos de trabajo en Estados Unidos y el 30% en Gran Bretaña. Y esto no será muy a largo plazo, se calcula que esta situación llegará en los próximos 15 años.

Los informes de la consultora y el BM coinciden en que si bien el proceso de automatización comienza por tareas que requieren menos nivel de educación, todos los sectores de la economía están potencialmente amenazados.

En Gran Bretaña hay comprometidos diez millones de empleos por los avances de la robótica

"La tecnología está afectando a los mercados laborales en todo el mundo. Máquinas cada vez más inteligentes realizan los trabajos rutinarios", señaló Christian Bodewig, jefe del Programa de Crecimiento Inclusivo en Europa Central del Banco Mundial.

"Los empleos que se pierden no solo se limitan a las ocupaciones manuales, sino que también cada vez más desaparecen trabajos administrativos altamente remunerados, como en los sectores de los seguros y la salud o incluso en las burocracias gubernamentales", describió.

El transporte y la logística son los sectores más comprometidos

En el estudio de PwC se desglosa cuáles son las actividades que se tendrán que reformular por los avances en la robótica, y son el transporte y almacenamiento, las manufacturas y el comercio mayorista y minorista. Según The Guardian, en números concretos significa que se perderán diez millones de empleos en la próxima década.

O mejor dicho, no significa que un empleado irá a la calle porque un robot ocupe su silla. Lo que habrá es una reformulación de las tareas en las empresas, y los trabajos manuales irán en descenso mientras que aumentarán los empleos relacionados con la información y el conocimiento. "Los avances tecnológicos y la automatización no han conducido necesariamente a una menor demanda de empleo en términos generales”, recordó Bodewig.

En algunas áreas los robots salen más caros que un empleado

En la misma línea, el responsable de Economía de PwC, John Hawksworth, consideró que el hecho de que sea técnicamente posible reemplazar un trabajador por un robot no significa que sea algo económicamente atractivo de hacer, y que esto dependerá del costo y la productividad relativa de las máquinas en comparación con los empleados de carne y hueso.

"Además, los obstáculos legales y regulatorios, la inercia organizacional y los sistemas heredados ralentizarán el cambio hacia la inteligencia artificial y la robótica, incluso cuando esto sea técnicamente y económicamente factible. Y esto puede no ser algo malo si da a los trabajadores y negocios más tiempo para adaptarse a este nuevo mundo", sostuvo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad