Fotografía: Samsung

Samsung Pay cumple tres años de expansión con cifras relativamente buenas

stop

Desde agosto de 2015 Samsung Pay acumula 1.300 millones de transacciones. Apple Pay realiza más de 1.000 millones de transacciones en un trimestre

Madrid, 22 de agosto de 2018 (14:01 CET)

Con Sudáfrica, que de momento es el último país al que ha llegado Samsung Pay, la plataforma de pago móvil de Samsung incrementa su presencia a un total de 24 mercados en seis continentes desde que comenzó a funcionar en Corea el 20 de agosto de 2015.

Tres años después Samsung Pay acumula un total de más de 1.300 millones de transacciones a nivel global, incluyendo España, y cuenta con el respaldo de más de 2.000 bancos y entidades financieras.

Aunque los servicios que ofrece Samsung Pay varían según el mercado o región, el sistema de pago móvil de Samsung permite, entre otras cosas realizar operaciones en cajeros automáticos, guardar tarjetas de fidelización y de socio en el móvil, realizar pagos online e incluso pagar el transporte público en varios países asiáticos y en Reino Unido.

España fue el primer país europeo en incorporar Samsung Pay en el verano de 2016 y desde entonces acumula 800.000 usuarios, según la compañía, de los cuales 100.000 usuarios lo utilizan al menos una vez al mes y 30.000 lo utilizan regularmente, realizando al menos una veintena de transacciones al mes.

La tecnología de Samsung Pay

Una de las funciones características de Samsung Pay es su capacidad para "simular" ser una tarjeta de banda magnética gracias al protocolo MST, que incrementa la compatibilidad del pago móvil con terminales de pago convencionales.

El protocolo MST (Magnetic Secure Transmission) consigue que el móvil emita una señal magnética que imita la banda magnética de una tarjeta de pago tradicional y la envía al lector de tarjetas del terminal de pago. El resultado es el mismo que si se pasara la tarjeta magnética convencional por la ranura del terminal de pago.

Según la compañía este proceso de pago, mediante MST, es más seguro que usar una tarjeta de pago convencional y es tan seguro como pagar con NFC (Near Field Communication).

NFC es otra tecnología que utiliza Samsung Pay para enviar la enviar la información de la tarjeta del usuarios de forma segura cuando se dispone de un terminal de pago moderna, compatible NFC. Samsung Pay emite la información usandos las dos tecnologías simultáneamente, de modo que el sistema funciona de forma transparente tanto para el vendedor como para el comprador, que no tienen que preocuparse de cambiar de un sistema a otro.

"Ambas tecnologías mantienen la información privada y segura y sólo el banco y la red de pago reciben información sobre la transacción," explican desde Samsung, y además llevar la tarjeta "virtual" en el móvil también es más seguro: en el móvil la tarjeta está protegida por las mismas medidas de seguridad del teléfono —caso del lector de huellas dactilares— además de por medidas de seguridad adicionales implícitas al servicio de pago.

Apple Pay: 1.000 millones de transacciones en un trimestre

Sin embargo este "as en la manga de Samsung" también puede perjudicar sus cifras de utilización, como el número de transacciones. Según Engadget "cuando el pago se realiza a través de MST con Samsung Pay es mucho más difícil contabilizar estas transacciones ya que cuentan como compras ordinarias y no como compras pagadas con el móvil. Por ese motivo la tecnología de Samsung puede tener una adopción más amplia."

Según afirmó recientemente Tim Cook, CEO de Apple, en el último trimestre de 2018 Apple Pay contabilizó más de 1.000 millones de transacciones, el triple que un año antes. 

Las 1.000 millones de transacciones que hizo Apple en tres meses de 2018 superan en número a las que hacen compañías como Square y PayPal y relativiza la cifra de 1.300 millones de transacciones que acumula Samsung Pay desde 2015.

Además de Apple Pay desde hace unos meses Apple ya tiene en marcha en algunos países el servicio Apple Pay Cash, una forma de enviar dinero de persona a persona mediante mensajes de texto, sin ninguna empresa intermediaria y sin comisiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad