Pillcam Colon, una 'smart pill' que para evitar la colonoscopía. Las píldoras inteligentes ayudarían a diagnosticar enfermedades. Foto: pillcamcolon.com

'Smart pills': píldoras para diagnosticar enfermedades

stop

Los investigadores creen que las 'smart pills', o píldoras inteligentes con sensores, serán capaces de diagnosticar y prevenir enfermedades

Economía Digital

Pillcam Colon, una 'smart pill' que para evitar la colonoscopía. Las píldoras inteligentes ayudarían a diagnosticar enfermedades. Foto: pillcamcolon.com

Barcelona, 11 de noviembre de 2017 (13:30 CET)

El mundo de la medicina pone a prueba una nueva tecnología que podría ayudar a diagnosticar enfermedades y prevenir sus efectos en la salud. Se trata de las smart pills, o píldoras inteligentes, las cuales llevan microchips que revisan el cuerpo humano para detectar posibles problemas.

Por ejemplo, la Agencia de Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos aprobó la venta de una píldora que trae una cámara diminuta, con la cual se podría replantear la colonoscopía. La píldora se llama Pillcam Colon y fue creada por una empresa israelí.

En Australia, los investigadores de la Universidad RMIT presentaron los resultados de unas píldoras con sensores para detectar trastornos intestinales, y aseguran que este método de diagnóstico y prevención no traerá problemas a la salud.

"Actualmente, uno de los únicos métodos para diagnosticar trastornos intestinales, como la mala absorción de carbohidratos, síndrome del colon irritable y enfermedad inflamatoria del intestino, es medir las concentraciones de hidrógeno en la respiración”, dijo a Science Daily el profesor Kourosh Kalantar-zadeh.

Según los investigadores, estas píldoras pueden detectar desde molestias benignas hasta distintos tipos de cáncer

"Sin embargo, las pruebas de aliento están atascadas por la falta de sensibilidad y especificidad y no son capaces de proporcionar el estándar necesario para el diagnóstico”, agregó, por lo que esta nueva tecnología podría ayudar a esos pacientes.

El invento ya superó las primeras pruebas en humanos y ha sido más preciso que otras técnicas. "Esos dispositivos son capaces de diagnosticar desde molestias benignas, como la hinchazón o el dolor intestinal, hasta diferentes tipos de cáncer", manifestó el profesor a El País.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad