El 'smartwatch' Gligo se puede adquirir por 99 dólares durante la campaña de financiación colectiva. fotografía: Gligo

Un 'smartwatch' con dos años de batería (gracias a un ingenioso truco)

stop

Gligo combina un reloj analógico de cuarzo con una pantalla de tinta electrónica como la que utilizan la mayoría de libros electrónicos

Economía Digital

El 'smartwatch' Gligo se puede adquirir por 99 dólares durante la campaña de financiación colectiva. fotografía: Gligo

Madrid, 13 de agosto de 2018 (11:08 CET)

En lugar de utilizar una pantalla de cristal líquido o una pantalla OLED para simular que es un reloj, analógico o digital, el 'smartwatch' Gligo es un híbrido: indica la hora con un reloj analógico con agujas 'de verdad' que se mueven con un mecanismo de cuarzo, y muestra información y notificaciones en una pantalla de cristal líquido colocada en la esfera del reloj.

De este modo según sus creadores el 'smartwatch' Gligo tiene una autonomía de hasta dos años para indicar la hora —más o menos lo mismo que cualquier reloj de cuarzo— y hasta seis meses, 180 días, de autonomía para mostrar información y notificaciones en la pantalla de tinta electrónica.

La tinta electrónica tiene un consumo mucho menor que otro tipo de pantallas, OLED o de cristal líquido 

La tinta electrónica, como la que utilizan la mayoría de los lectores de libros electrónicos o 'e-readers', tiene un consumo mucho menor que otras pantallas convencionales ya que sólo utiliza energía para cambiar o actualizar el contenido, y no para mantener activa la pantalla.

mitad smartwatch mitad analogico

Además de un menor consumo —y por tanto una mayor independiencia del cargador— la ventaja de utilizar tinta electrónica en un 'smartwatch' es, también según sus creadores, que la esfera se ve mejor con luz diurna, incluso bajo la luz directa del sol.

Dado que la tinta electrónica es sólo en blanco y negro la pantalla del 'smartwatch' Gligo no tiene colores. Únicamente puede elegirse que el fondo sea blanco y la información se presente en negro o al reves; el fondo de color negro y la información de color blanco. Simple pero energéticamente muy eficiente.

Mitad reloj analógico, mitad 'smartwatch'

La esfera física del reloj también se aprovecha para indicar en ella los recordatorios y entradas en el calendario. De modo que si se aprovecha una reunión que está programa entre las 10 y las 12 el borde de la esfera cambiará de color entre esas dos horas.

El 'smartwatch' Gligo también monitoriza la frecuencia cardiaca, la actividad física y el sueño

Además de las notificaciones que recibe desde el móvil a través de su propia aplicación el 'smartwatch' Gligo cuenta con pulsómetro que mide la frecuencia cardiaca; también monitoriza la actividad física y el sueño.

El 'smartwatch' Gligo utiliza un cargador que se acopla de forma magnética en la parte posterior del reloj; la batería destinada a hacer funcionar las agujas tiene hasta dos años de autonomía, y la parte de la batería dedicada a la pantalla de tinta electrónico tiene 180 días de autonomía. El reloj está construido con acero y es resistente al agua, sumergible hasta 30 metros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad