Telefónica quiere quitar la tarifa plana de internet

stop

La empresa aspira a cobrar según el consumo de datos de cada usuario

Persona navegando por Internet

Madrid , 27 de febrero de 2016 (12:05 CET)

A diferencia del móvil, donde uno paga según el volumen de datos que se consuman, en Internet la tarifa plana permite descargar y enviar gran cantidad de información sin preocuparse por el bolsillo. Pues para Telefónica, esto debería terminar, y en la última presentación de resultados de la empresa, sugirieron comenzar a cobrar en función del consumo de datos.

José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica, dijo que por ahora la red en España es "potente" y soporta bien el actual de flujo de datos, pero como esto no puede crecer para siempre, están analizando aplicar el mismo esquema de otros países, donde no existen las tarifas ilimitadas de datos en líneas fijas. Pero para atajar las críticas, se apuró en aclarar que los límites de descarga "serán altos".

Más velocidad por más dinero

César Alierta, presidente de la empresa, reforzó la tesis de la compañía, y sugirió "medir los precios por bits". "Somos la industria más deflacionaria del mundo, y la que da más por menos", graficó. Y recordó que Telefónica ya aplica este esquema de tarifas escalonadas en Chile, Argentina y Alemania.

A cambio, sugirió, se buscará aumentar la capacidad y velocidad de la transmisión de datos. "El cliente está dispuesto a pagar más por ello", aseguró. 

Protección de la propiedad intelectual

Telefónica quiere plantar cara a Google y Facebook. Aunque no los nombró en su discurso, dijo que su compañía quiere lanzar una plataforma para 'monetizar' la propiedad intelectual de los contenidos, "para que puedan llevarse lo que le corresponde de la cadena de valor y evitar que se lo queden otros", describió.

Alierta dijo que la propiedad intelectual de los medios de comunicación ha desaparecido, por lo que consideró que hay que "redistribuir la tarta". Aclaró que esta tecnología no implicará un coste para el consumidor final, sino que apunta a que las empresas digitalicen sus contenidos y puedan tener un control económico sobre su distribución en la red.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad