Termostato del sistema de 'smart home' Nest. Foto: Google

Un hacker provoca una ola de calor en una 'smart home'

stop

Tras acceder al sistema de 'smart home' de una familia, un hacker sube la temperatura y hace sonar música "vulgar", según las víctimas

Barcelona, 26 de septiembre de 2019 (16:11 CET)

Samantha y Lamont Westmoreland compraron hace menos de un año uno de los más de 14.000 millones de gadgets para smart homes que están en uso en la actualidad. Se trata de un sistema Google Nest que hasta septiembre de este año no había dado problemas, hasta que un día Samantha llegó a casa y experimentó una temperatura sofocante. El termostato estaba casi en 33 grados; una cuasi ola de calor dentro del hogar.

La pareja de Lamont, pensando que era un error, puso el sistema en una temperatura normal, pero volvió a incrementar a niveles insoportables. Después, una voz sin imagen, que en una película se antojaría celestial pero que en la casa era pavorosa, les empezó a hablar a través de una cámara en la cocina. También puso a sonar música "vulgar", según las víctimas de un ataque cibernético que les embargó de inseguridad.

"Mi corazón estaba acelerado", dijo Samantha en una entrevista en televisión. "Me sentí muy violada en ese momento", añadió, y advirtió a otras personas que, como ellos, se hagan con dispositivos de smart home de que "la gente necesita educarse y saber que esto es real, que esto está sucediendo y que da mucho miedo, y que no te das cuenta hasta que realmente te está sucediendo a ti".

Recomendaciones de Google para la seguridad del 'smart home'

El sistema de seguridad, entretenimiento y conveniencia del hogar, ubicado en Wisconsin, EE UU, fue vulnerado por un hacker que dio con las contraseñas para poder controlar el equipo a su antojo. El ataque duró 24 horas, según la pareja, que cree que su sistema de internet inalámbrico fue transgredido por el hacker, lo que le permitió acceder a sus dispositivos de hogar inteligente y hacerles pasar por un mal rato.

Google defiende que el sistema Nest no sufrió una brecha de seguridad. "Estos informes se basan en clientes que usan contraseñas comprometidas (expuestas por infracciones en otros sitios web). En casi todos los casos, la verificación de dos factores elimina este tipo de riesgo de seguridad", explicó la tecnológica en declaraciones. La verificación de dos factores blinda los equipos con accesos desde el móvil o el mail, por ejemplo.

"Los usuarios de Nest tienen la opción de migrar a una cuenta de Google, dándoles acceso a herramientas adicionales y protecciones de seguridad automáticas como detección de actividad sospechosa, verificación en dos pasos y verificación de seguridad. Millones de usuarios se han registrado para la verificación de dos factores", añadió la compañía estadounidense en un comunicado.

Más casos de hackers que entran en 'smart homes'

Ya se sabe que los dispositivos para hogares inteligentes no son a prueba de hackers, y no hay aún ninguna empresa o servicio que se dedique a proteger la seguridad de sus usuarios, más allá de los mecanismos empleados por Google y las demás tecnológicas que los fabrican y distribuyen. Incluso hay estudios que indican que los caseros de pisos con estos sistemas podrían usarlos para espiar a los inquilinos.

En enero, una familia de California denunció que su cámara Nest fue hackeada y advirtió de un ataque de Corea del Norte en la zona. El hacker también intentó hablar con el bebé de la familia y lo observó a través de la cámara, incrementando también la temperatura sobre los 30 grados en su cuarto, poniendo en peligro su salud. Google les recomendó utilizar la verificación de dos factores para evitar esas situaciones.

Otro hacker dijo a otra familia a través de la cámara Nest que iba a secuestrar a su bebé y que estaba en su cuarto en ese momento.

Hemeroteca

Smart home
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad