Una empresa de pagos vía móvil compra Mars One

stop

InFin adquiere el 100% de la compañía que pretende establecer una colonia en Marte en el 2023, un proyecto que a todas luces es imposible

Recreación del proyecto de colonización de Mars One en el planeta rojo.

A Coruña, 09 de noviembre de 2016 (13:24 CET)

En un movimiento que seguramente atraerá a inversores de todo el mundo, Mars One (esa empresa que dice que va a enviar a gente a vivir a Marte sin billete de vuelta), ha sido adquirida por InFin Innovative Finance AG, lo que le permitirá cotizar en bolsa en Frankfurt. InFin es la empresa que está detrás de Cashcloud, una empresa de pagos vía teléfono móvil.

En esta casa nunca nos hemos creído nada de los ambiciosos planes de Mars One de establecer una colonia humana en Marte en 2023, entre otras cosas porque no tienen la tecnología ni los fondos necesarios para ello.

Claro que eso no ha sido óbice para que algunos –afortunadamente pocos– miles de personas hayan pagado por participar en su proceso de «selección» de astronautas–colonos.

Los «miembros de la comunidad» pueden conseguir puntos comprando objetos como camisetas, sudaderas, y posters, así como a través de regalos y donaciones: el grupo también solicita inversiones más grandes de sus partidarios. Otros han sido animados a ayudar al grupo a ganar dinero gracias al interés que de vez en cuando demuestran los medios. En febrero los finalistas recibieron una lista de trucos y consejos para gestionar los contactos con la prensa que incluían este: "si se ofrecen a pagarte, no tengas problemas en aceptar. Te pedimos amablemente que dones el 75% de tus beneficios a Mars One".

El resultado, según Roche, es que los candidatos de perfil más alto –incluidos los Top 10 publicados el mes pasado en The Guardian– son, de hecho, simplemente los que más dinero han generado para Mars One.

De hecho la conclusión del artículo Mars One Finalist Explains Exactly How It's Ripping Off Supporters, que es donde se revelaban estos detalles venía a decir que "Mars One casi no tiene dinero, ni contratos con empresas aeroespaciales privadas que están construyendo la tecnología para las futuras misiones al espacio profundo. Tampoco cuenta con socios para la televisión, ni inversores conocidos públicamente entre las grandes marcas. Mars One carece para unas instalaciones de entrenamiento en las que sus candidatos se puedan entrenar. Los candidatos de Mars One han sido escogidos por una sola persona mediante una entrevista de diez minutos vía Skype".

Y esta venta de la empresa a InFin no tiene pinta de ser otra cosa más que un esfuerzo para conseguir engañar a alguien con dinero y poco sentido común para que invierta en la empresa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad