Así es el colchón más caro del mundo: cuesta 88.0000 euros

La empresa sueca Hästens es la autora de este producto de lujo que elaboran nueve maestros artesanos de forma simultánea

El colchón Vividus de Hästens cuesta 88.000 euros. Foto: Hästens

Dormir bien en un buen colchón es una necesidad básica para poder conciliar el sueño. La industria del hogar ha sabido aprovechar la oportunidad para explorar en los últimos años nuevas tecnologías, desde los muelles ensacados hasta el látex, pasando por los componentes viscoelásticos. Ahora han decidido dar un paso más allá, creando los primeros colchones de lujo.

La empresa sueca Hästens cuenta en su catálogo con el colchón más caro del mundo. Un artículo estrella diseñado de forma artesanal y personificada para obtener un sueño cómodo y profundo. El modelo Vividus cuesta 88.000 euros y está a años luz del resto de los competidores del mercado. El podio lo completan los modelos de Kluft (28.000 euros) y Hymnos, que difícilmente pueden hacerle sombra.

“Cuando diseñamos Hästens Vividus, nuestro propósito era muy sencillo: superar a las demás camas. Redefinir los límites de la comodidad, la calidad, la habilidad en la fabricación y la ergonomía. Sin reparar en el tiempo ni en el coste”, justifican los creadores del colchón más caro del mundo en su catálogo web.

En cada colchón trabajan a la vez nueve maestros artesanos

La compañía nacida en 1852 ha perfeccionado una técnica artesanal para confeccionar este modelo a mano, con aguja e hilo, lo que le da un acabado personificado y también es el principal motivo de su elevado coste. Completar cada pedido le lleva a la empresa un total de 45 días y en las labores trabajan nueve de los mejores artesanos fabricantes de camas de todo el mundo.

Los empleados van uniendo todos los componentes puntada a puntada hasta que la lana, la crin de caballo, el algodón, el lino o el pino de Suecia se juntan en un solo producto al que solo pueden acceder las personas con una fuerte capacidad económica. Sus envíos se distribuyen por toda Europa.

Hästens realiza test de sueño a sus clientes VIP

Los desarrolladores realizan primero un “test privado de sueño” para determinar las condiciones que necesita cada uno de los clientes VIP y posteriormente preparan una estructura única con muchas opciones de personalización. “Una cama como Vividus solo se encuentra en las tiendas más selectas”, advierten sus creadores.

A pesar de este entorno de lujos, Hästens es una empresa de carácter familiar que ha sobrevivido después de el trabajo incansable de cinco generaciones de maestros artesanos. Una historia de 163 años de duración que se asienta en la fábrica situada en la ciudad sueca de Köping. Todos los materiales que utilizan son 100% naturales.

La compañía sueca ha metido a la industria de los colchones en el mercado del lujo, haciéndose un hueco junto a algunas de las joyas, los vinos o los vehículos más caros del mundo, que también trabajan para conseguir la excelencia.