Ikea tiene una mini cocina de juguete de madera que se vende como churros

Ikea tiene un regalo perfecto para los más pequeños, una mini cocina que está arrasando en ventas

Ikea tiene una caja portátil que triunfa en las cocinas con poco espacio y está rebajada.

Las cocinas de juguete son algo que nunca pasará de moda. Por muchos años que pasen, son un reclamo habitual y una petición de los niños y niñas, que desean sentirse adultos por un momento, manejando una cocina. Y, ahora que se acercan las Navidades, siempre resultan ser una buena compra y un buen regalo. En caso de estar buscando una, Ikea tiene una solución, pues dispone de una mini cocina que se está vendiendo como churros.

Porque es más realista que nunca, y en ella se puede hacer de todo. Cocinar, hornear, lavar platos… sin duda, es muy divertida, y sirve para ir preparando y dando clases a los cocineros del futuro. Obviamente, las luces de placa que tiene en la vitro cerámica no calientan, y causan solo un efecto visual. Igual que los diodos luminosos, que funcionan con baja tensión, pero tampoco calientan. De manera que no hay ningún peligro, ni ninguna razón por la que preocuparse mientras los niños juegan.

Funcionan con unas pilas, que se venden a parte, pero que se pueden conseguir, sin salir de Ikea, por tan solo cuatro euros. Las patas de la mini cocina se pueden poner a la altura que uno desee, ya que tiene hasta tres alturas diferentes. Y su montaje es realmente sencillo y rápido, si bien requiere que lo haga un adulto. El Duktig, nombre del artículo, es una buena compra asegurada, y se puede conseguir por 89 euros. Un precio realmente razonable. Mide 72 centímetros de ancho, 40 de fondo y 109 de alto, y está hecho a base de abedul.

Los utensilios de cocina se venden aparte

El precio del Duktig es realmente barato, y eso se debe a que los utensilios de cocina no vienen incluidos con la mini cocina. Es decir, que las sartenes, las espátulas y los demás elementos típicos en una cocina se tendrán que comprar aparte. Pero se pueden encontrar e Ikea, y también son bastante baratos.