Abengoa hipoteca su filial Yield para conseguir un préstamo urgente de 106 millones

stop

La compañía ha llegado a un acuerdo con la banca un día más tarde de lo previsto

Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla) / EFE

en Barcelona, 24 de diciembre de 2015 (16:30 CET)

Abengoa ha conseguido este jueves, un día más tarde de lo previsto, el crédito urgente que necesitaba. Pero para lograrlo ha tenido que hipotecar su filial americana, Abengoa Yield.

En el marco de las negociaciones que está manteniendo con diversos acreedores financieros, la compañía ha suscrito con un conjunto de entidades financieras un contrato de préstamo por importe de 106 millones de euros con vencimiento a 17 de marzo de 2016.

"En garantía de este préstamo se han otorgado, entre otras, garantías reales sobre acciones de su participada Abengoa Yield", precisó la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Abengoa destinará los fondos recibidos "a atender necesidades corporativas generales".

Adicionalmente, en cumplimiento de las obligaciones asumidas por Abengoa en el contrato de financiación suscrito el pasado 23 de septiembre por importe de 165 millones de euros (dispuesto por importe de 125 millones de euros), la compañía ha pignorado igualmente determinadas acciones de Abengoa Yield en garantía de esta financiación.

Con retraso

La firma de este préstamo estaba prevista para la noche de este miércoles, aunque finalmente se aplazó por un problema técnico legal que se solucionó este jueves por la mañana, según indicaron a Europa Press fuentes de las negociaciones.

En concreto, al crédito de 106 millones de euros concedido por la banca acreedora se unirán otros siete millones que se liberan de una cuenta que no se ha dispuesto todavía de la financiación concedida en septiembre.

Según las mismas fuentes consultadas, las garantías para el préstamo de la banca acreedora serán acciones de su filial Abengoa Yield por 2,5 veces el valor del crédito.

"En estos momentos, el objetivo principal de Abengoa es encontrar una solución adecuada para todos los actores involucrados", indicó la compañía, que cuenta con el asesoramiento de las firmas Alvarez & Marsal y Lazard.

Necesidades de liquidez de 450 millones

La banca acreedora de Abengoa creó un 'G7' para liderar la negociación en el preconcurso de la compañía, formado por los cincos bancos españoles principales acreedores de la compañía --Banco Santander, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell y Banco Popular--, HSBC y Calyon.

En su primera reunión con la banca, Abengoa presentó unas necesidades de liquidez por unos 450 millones de euros para llegar hasta marzo, unos 100 millones de euros hasta finales de año y 350 millones de euros más para el primer trimestre del próximo ejercicio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad