Abertis pierde en Australia contra un gigante local

stop

El consorcio liderado por Transurban ha ofrecido unos 700.000 euros más que la empresa española

El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés | ED

23 de abril de 2014 (17:19 CET)

Abertis ha perdido la carrera por el control de las autopistas australianas. Finalmente, el consorcio local liderado por Transurban ha sido el escogido para controlar Queensaland Motorway, en el noreste del país oceánico.

La oferta presentada por Transurban, Australian Super y Tawreed Investments ha superado en poco más de 700.000 euros a la cifra de Abertis. Concretamente, el consorcio ganador ha puesto sobre la mesa 4.783 millones de euros, según los medios locales.

40 años de contrato

El contrato supone la gestión de 70 kilómetros de vías de peaje en la zona de Brisbane, un área por la que circulan cerca de 250.000 vehículos a diario. La operación, que aún está pendiente de los permisos y autorizaciones habituales en este tipo de transacciones, se cerrará a finales de septiembre.

Abertis lideraba un consorcio en el que también participa el fondo local Hastings, el holandés APG y la autoridad inversora kuwaití (KIA). La concesión de las autopistas se ha fijado por un periodo mínimo de 40 años.

La compañía española presidida por Salvador Alemany tenía puestas las esperanzas en el contrato con el que buscaba consolidar su presencia internacional. Principalmente en el negocio vial, donde ha focalizado su estrategia tras deshacerse de los aeropuertos que controlaba.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad