Alimentaria gana expositores directos en el primer año de gestión de Fira BCN

stop

El salón tiene previsto alcanzar, como mínimo, los 140.000 asistentes de la última edición, ofreciendo un mayor abanico de actividades

Una visitante en uno de los expositores de Alimentaria / EFE

31 de marzo de 2014 (20:30 CET)

Alimentaria ha arrancado este lunes con cerca de 3.800 expositores y un incremento de la contratación directa del 10% respecto a la última edición de 2012. Estas cifras demuestran que las empresas siguen apostando por el salón que, por primera vez, está controlado sólo por Fira Barcelona. La institución compró el 50% de la participación que ostentaba su socio hasta la fecha, Reed Exhibitions.

“Es una vía para salir al exterior”, explican fuentes de la institución catalana, que esperan, como mínimo, atraer a los 140.000 asistentes que acudieron a esta cita hace dos años, de los cuales 40.000 eran internacionales. De momento, en el primer día de salón, la llegada de gente al recinto ferial ha sido constante.

Reducir costes

Este año se ha puesto el foco en la internacionalización y, por ello, se prevé que acudan más de 600 importadores y distribuidores de 140 países. Sin embargo, la crisis también ha hecho mella, aunque de forma leve. Algunos expositores han optado por reducir la superficie contratada para aminorar los costes. El salón cuenta con 94.500 metros cuadrados.

Con el fin de estar en el calendario, no sólo de muchas empresas, sino también de miles de visitantes interesados, Alimentaria ha aumentado el número de actividades y talleres. Y, además de contar con medio centenar de chefs con estrellas Michelin, se presentarán 300 nuevos lanzamientos de alimentos y bebidas en el espacio Innoval.

Virtuosos de los fogones como Joan Roca, Juan Mari Arzak, Quique Dacosta o Carme Ruscalleda se pasarán por Alimentaria para el deleite de todos los visitantes, tanto amateurs como profesionales. Y, entre las novedades que trae consigo la feria, destacan algunas como un snak de gazpacho crujiente, chicles con cafeína, patatas bravas que caducan al año e incluso una cerveza hecha con agua de mar.

Visión de crecimiento futuro

Además, en la primera jornada de este encuentro, la industria alimentaria ha ofrecido sus previsiones de cara el futuro que son, cuanto menos, optimistas. La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas espera que las ventas crezcan un 4% cada año hasta 2020 y que esta tendencia al alza se traduzca en la creación de 60.000 nuevos empleos.

Pero, para que todo ello se cumpla, es importante que aumenten las exportaciones. Actualmente, el 28,5% de la producción alimentaria se vende en el exterior --22.000 millones de euros--. El presidente de FIAB, Pedro Astals, confía en que dicha cifra se dispare hasta alcanzar el 40%, en un sector cuya importancia queda patente en los más de 90.000 millones de ventas anuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad