Mikhaíl Fridman. Fuente: Letterone

Anticorrupción pide imputar a Fridman (DIA) por la quiebra de Zed

stop

Anticorrupción solicita que Fridman, propietario de la cadena de supermercados DIA, declare ante los tribunales

Barcelona, 11 de agosto de 2019 (20:40 CET)

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado este lunes a la Audiencia Nacional que cite en calidad de investigado al magnate ruso Mikhail Fridman, dueño de DIA, por haber llevado a la insolvencia a la empresa tecnológica española Zed.

El Ministerio Público, según han adelantado varios medios de comunicación, ha solicitado al juez Manuel García Castellón que tome declaración al magnate ruso por la presunta comisión de cuatro delitos, entre ellos el de apropiación indebida o el de alterar los precios.

El fiscal José Grinda ha remitido un escrito al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, adelantado por Europa Press, en el que explica que Fridman, ahora máximo accionista de la cadena de supermercados española DIA, tuvo "el control de los acontecimientos, que junto con la conducta de otros investigados, derivaron en la insolvencia de Zed WordWide", que presidía Javier Pérez-Dolset.

El fiscal, según el escrito remitido al magistrado instructor, da detalles de toda la operativa llevada a cabo y conlcuye que Frimdan alcanzó una "posición de privilegio frente a cualquier tipo de decisión" del Grupo Zed cuando se convirtió en uno de los principales acreedores de la compañía en 2013.

Fridman y el asalto de empresas

La narración de los hechos señalan que el modus operandi de Fridman se basaba en una serie de prácticas conocidas en el entorno criminal ruso como raider o reiderstvo, una suerte de asalto o "absorción ilegal de empresas".

Después de explotar la operación Hanta, en la que Javier Pérez-Dolset fue detenido, el propietario de DIA remitió un escrito a la Fiscalía Anticorrupción. En su respuesta Fridman se desmarcaba de cualquier responsabilidad en las decisiones empresariales que pudieron haber derivado en la insolvencia de Zed Worldwide en España objeto de investigación.

Pero un reciente informe policial que obra en el sumario y al que tuvo acceso Europa Press, explican desde la agencia, pone en duda esa versión. En ese documento se realiza un análisis pormenorizado del funcionamiento de las empresas así como con mensajes de Whatsapp y correos electrónicos de distintos implicados. La interpretación de los hechos lleva a pensar que Fridman ostenta "el poder fáctico y directo" sobre los directivos y las decisiones que adoptaron causando un perjuicio patrimonial al accionariado español de Zed.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad