Antifraude sospecha de tráfico de influencias en la agencia catalana de consumo

stop

INVESTIGACIÓN

Alfons Conesa, director de Consum | GENCAT

19 de junio de 2013 (20:43 CET)

La Agència Catalana de Consum lo está pasando mal. El volumen de trabajo ha aumentado de forma considerable en los últimos meses. Los ciudadanos se dirigen a la agencia para buscar soluciones a un sinfín de problemas, especialmente los relacionados con las participaciones preferentes de las entidades bancarias.

Y para ello, su director, Alfons Conesa Badiella, decidió contratar los servicios de algunas empresas, con el objeto de “reordenar todo el trabajo acumulado”, según fuentes del Departamento de Empresa i Ocupació.

La vía del negociado

Conesa, sin embargo, utilizó una fórmula que está siendo investigada por la Oficina Antifrau, después de recibir una denuncia por parte de CCOO. Antifrau sospecha, además, de un posible tráfico de influencias. El director de la Agència Catalana de Consum utilizó la denominada vía del negociado, por la cuál se pueden elegir varias empresas de un determinado sector, y evaluarlas para elegir a la ganadora.

Y la que se hizo con los servicios, por un coste de 60.000 euros más IVA, fue AGM Abogados, la firma en la que mantiene una relación mercantil su hijo Alfons Conesa Pagès.

Se da la circunstancia de que Alfons Conesa Badiella es también el padre de la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa Pagès.

Anuncio en Infojobs

Antifrau investiga el modo en el que se subcontrató a la empresa, que logró 100 puntos, por los 98 de las otras dos empresas que se eligieron en la vía del negociado. Y es que la contratación se produjo el 20 de febrero de 2013. Pero antes, el 8 de enero de 2013, la empresa AGM Abogados se anunció en el portal Infojobs ofreciendo hasta 20 puestos de trabajo para “la revisión jurídica de los procedimientos de arbitraje en consumo”.

Es decir, y ahí se centra la investigación de Antifrau, que AGM Abogados pudo tener la convicción de que ganaría el contrato.

Relación laboral

El Departamento de Empresa i Ocupació, que dirige el conseller Felip Puig, y del cual depende la Agència Catalana de Consum, asegura que el hijo de Alfons Conesa Badiella “dejó de trabajar en AGM Abogados hace unos dos años y medio”.

Pero la propia firma de abogados asegura que Alfons Conesa Pagès trabaja con ellos, aunque no a tiempo completo. "Dos o tres días a la semana está en la oficina", afirma.

Conesa está especializado en derecho urbanístico, y trabaja en Desenvolupament d'Actuacions Urbanístiques-AGM Abogados.

Antifrau ha asumido la investigación, después de una denuncia de la federación del sector público de CCOO, que no entiende la gestión de Alfons Conesa Badiella al frente de la Agència Catalana de Consum, que podría haber cometido una ilegalidad, en el caso de que hubiera participado en la mesa de contratación. Es también lo que investiga la Oficina Antifrau que dirige Daniel de Alfonso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad