stop

Antoni Abad habría cobrado unos 300.000 euros al año con facturas presuntamente falsas pagadas por los colegios Montcau a sus empresas

Barcelona, 24 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

El líder patronal Antoni Abad y su hermano han sido imputados por cinco delitos en relación con la gestión de su grupo de escuelas, después de que un ex socio les denunciase. Uno los que presuntamente cometió es un posible delito contra la hacienda pública. La causa, la emisión de facturas que, según la denuncia, serían falsas.

El ex socio de las escuelas Montcau Xavier Chalé denunció que el presidente de la patronal de Terrassa Cecot y su hermano habrían creado un “ilícito circuito financiero” con una doble finalidad: pagar menos impuestos y su lucro personal. El dinero, como ya explicó este medio, salía de las cuotas que pagaban los padres de los alumnos, que también podrían ser ilegales, puesto que se escondía que se trataba de cuotas voluntarias, siempre según la demanda.

El denunciante asegura que Antoni Abad y su hermano Josep, que eran socios con el 67% de las empresas del grupo Montcau a través de dos empresas, además de administradores, pero no tenían cargo ejecutivo, crearon un sistema para lucrarse ilícitamente con las escuelas. Según la denuncia, emitían facturas presuntamente falsas de sus empresas hacia las empresas de las escuelas, por servicios inexistentes, con el fin de desviar dinero de las escuelas a sus patrimonios. Calcula que eran unos 300.000 euros anuales.

Antoni Abad y su hermano habrían desviado unos 300.000 euros anuales de las escuelas para su lucro personal

Abach Management  SL es la empresa patrimonial a través de la que gestionan las escuelas, aunque hay más sociedades. El 33% es de Chalé, mientras que los Abad la controlan a través de dos sociedades: Kingblau SL (Antoni Abad, 34%) y Norttres Egara SL (Josep Abad, 33%). Conforme a la demanda, las facturas eran habituales, de Abach hacia el resto de empresas del grupo, como de las empresas de los Abad hacia Abach y el resto.

Además de lucrarse personalmente, con esta práctica también habrían desviado impuestos. La denuncia habla de la “la emisión de facturas entre empresas para distribuir o repartir falsamente IVA e impuesto de sociedades”. Al desviar el dinero, no contabilizaba como beneficios de la sociedad, por lo que no pagaban impuesto de sociedades.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Economía Digital, adjunta facturas presuntamente falsas por valor de unos 300.000 euros al año. Fiscalía investiga este delito, que no depende solo de que se demuestre que las facturas eran falsas, sino de que las cantidades desviadas acreditadas superen los 100.000 euros al año.

La denuncia contra Antoni Abad le acusa de crear un “ilícito circuito financiero” con las escuelas Montcau

Como explicó este medio, Abad y su hermano también están siendo investigados por administración desleal y delito societario, puesto que, presuntamente, las escuelas Montcau habrían cobrado unos 12 millones de euros de manera dudosa a los padres de los alumnos. Como centros concertados, no pueden cobrar cuotas obligatorias. No obstante, desde 2009 lo habrían hecho, ocultando que se trataba de un pago voluntario y escondiéndolo como servicios escolares. Las cantidades cobradas ascendían a entre 1,5 y 2 millones de euros.

Esta supuesta práctica también llegó a la Generalitat, en concreto a la consejería de educación, que lo está investigando. Según confirmaron fuentes del Govern, han iniciado ya una inspección para comprobar si se cobran cuotas obligatorias. Si así fuera, los centros del grupo Montcau podrían perder el concierto educativo.

Los litigios entre los Abad y su ex socio

El litigio entre los Abad y Chalé arrancó en septiembre de 2016, cuando los primeros despidieron a su socio. Chalé denunció despido improcedente y ganó, aunque la sentencia está recurrida. Los Abad, por su parte, denunciaron a Chalé, y finalmente, éste presentó en junio las últimas dos denuncias, que fueron admitidas a trámite en septiembre. Además de los delitos ya comentados, los Abad también fueron imputados por falsedad en documento mercantil y estafa procesal.

El grupo Montcau tiene su origen en Matadepera (Barcelona) y cuenta con varias escuelas de todos los niveles educativos, incluyendo guarderías. Los principales centros son la escuela Montcau-La Mola en Matadepera y los centros Esart, en Sant Cugat del Vallès y Barcelona. Xavier Chalé fue gerente desde 2005 hasta su despido, en 2016, mientras que los Abad eran y son socios y administradores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad