Lakshmi Mittal, presidente de ArcelorMittal. EFE

ArcelorMittal rebaja la factura de su expansión en Italia

stop

ArcelorMittal cifra en 2.100 millones las inversiones en la fábrica de Ilva, menos de lo previsto, y prevé alcanzar ebitda positivo en un año

Barcelona, 20 de junio de 2017 (14:13 CET)

Las acciones de ArcelorMittal en la bolsa española han caído un 30% en cuatro meses, y casi un 10% desde que transcendió la compra de la planta italiana de Ilva, a finales de mayo. El mercado la percibió como cara, pero Arcelor acaba de presentar a los analistas el plan de negocio en dicha fábrica, que supone rebajar la factura inicial, incrementar producción y tener cifras positivas ya el año que viene.

ArcelorMittal presentó este lunes a los analistas las cifras y los planes de la compra de Ilva, que se sitúa alrededor de los 1.800 millones de euros. Pero este no es el montante principal. Además, se cifró en 2.400 millones las inversiones necesarias en las instalaciones italianas. No obstante, la compañía presidida por el millonario indio Lakshmi Mittal ha conseguido rebajar dichas cifras.

La acerera invertirá finalmente 2.100 millones de euros, ya que la familia Riva, anteriores dueños de Ilva, aportarán 300 millones de euros. De los 2.100 millones, 1.250 millones son capex, inversión para el mantenimiento industrial, mientras que los 850 millones restantes son para mejoras de carácter medioambiental.

ArcelorMittal da las claves de la multimillonaria compra de Ilva a los analistas e inversores

Una segunda clave de cómo amortizará la inversión en Italia es una mejora de la producción. La capacidad productiva de Ilva es de seis millones de toneladas métricas. Esta cifra se mantendrá hasta 2023, mientras se implementan las inversiones medioambientales, y se incrementarán hasta ocho millones en 2014. Pero Arcelor aprovechará la capacidad de acabado de la fábrica de Ilva para llevar producto semiacabado y poder sacar 8,5 toneladas en 2020.

Arcelor prevé que Ilva alcance un ebitda de unos 500 millones de  dólares  (unos 450 millones de euros) en 2020, un 6% del ebitda de ArcelorMittal, gracias tanto a su producción como a las sinergias que encontrará en el grupo. De hecho, la compañía prevé que la fábrica vuelva a ebitda positivo ya en 2018 y que supere los 140 millones de euros en 2019.

Por estos argumentos, los analistas creen que el castigo en bolsa recibido este año por Arcelor, y en concreto desde que transcendió que compraría Ilva, “no está justificado”. Desde el Sabadell creen que “el valor debe recuperar terreno tras el fuerte castigo de los últimos meses”, y sitúan su precio objetivo en 28,50 euros, por encima de sus máximos anuales y un 55% superior a su cotización actual. El mensaje todavía no ha calado en los inversores. Este martes al mediodía sus acciones en el IBEX caían cerca de un 2%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad