Barcelona será el centro de producción mundial de los taxis eléctricos de Nissan

stop

PROYECTO INDUSTRIAL

10 de septiembre de 2013 (15:23 CET)

El International Motor Show de Frankfurt (Alemania) de 2013 es el congreso de la movilidad eléctrica. Prácticamente todas las marcas tienen su propia propuesta para conquistar este segmento. “Tecnología y sostenibilidad cobran cada vez más importancia como argumento de compra”, confiesa el presidente del consejo de administración del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn. Tanto para el consumo privado como para las flotas de vehículos.

La primera de ellas que se pretende que sea eléctrica es la de taxis de Barcelona. El alcalde de la ciudad, Xavier Trias (CiU), se ha desplazado hasta Alemania para dar a conocer cómo serán los nuevos vehículos. El modelo escogido por el ejecutivo local es el e-NV200 de Nissan, que se fabricará a partir del próximo mayo en el centro de Zona Franca. La factoría catalana será el centro mundial de la producción de estos vehículos, en palabras del vicepresidente ejecutivo de Nissan, Andy Palmer.

Taxis de Nueva York

Las declaraciones del directivo abren la puerta a que el centro barcelonés se encargue de ensamblar, por ejemplo, los futuros taxis verdes de Nueva York (Estados Unidos). La megaurbe ya se ha decantado por el modelo híbrido de Nissan y ahora está preparada para dar un paso más. “También servirían para Japón”, añade Palmer.

El grupo nipón estima producir 20.000 unidades de la e-NV200, además de otras 25.000 del modelo convencional que también se fabrica en el centro de la Zona Franca de Barcelona. Eso sí, la factoría catalana no tiene la exclusiva mundial de este modelo como sí lo hará con el eléctrico. “Inicialmente”, puntualiza el vicepresidente.

Trabajadores

La e-NV200 será la primera que entre en la línea de producción, seguida del nuevo coche de Nissan y de la pick up One Tone. Los tres modelos deberían garantizar la viabilidad del grupo en Catalunya, tal y como se pactó con los sindicatos a principios de año.

El proceso fue polémico y desencadenó un conflicto laboral, aunque finalmente dirección y comité de empresa llegaron a un acuerdo.

Nissan se comprometió a contratar a 1.500 nuevos empleados en Catalunya, que se sumarán a la plantilla actual de 3.700 personas. Los portavoces del grupo afirman en Frankfurt que el grueso de los nuevos empleados se incorporarán en la factoría cuando se inicie la producción de los nuevos vehículos.

Puntos de carga en Barcelona

Para fomentar que los taxistas de Barcelona compren el nuevo modelo eléctrico de Nissan, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la compañía para instalar 20 puntos de carga rápida en la capital catalana y su área de influencia.

La multinacional japonesa facilitará los dispositivos y el consistorio de Trias pagará la instalación. Aunque ha iniciado conversaciones con las compañías eléctricas para facilitar el proceso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad