Un coche particular de la red de Cabify. / Foto: Cabify

Cabify alcanza a los líderes del transporte mundial con dinero fresco

stop

La empresa española Cabify, con un valor de 1.400 millones de dólares, ingresa en el club de Uber, Lyft, el gigante chino Didi y el indio Ola

Madrid, 23 de enero de 2018 (04:55 CET)

La empresa española Cabify, que comenzó como el rival local de Uber, ha entrado a la liga de las gigantes tecnológicas en el mundo del transporte privado dominado por el estadounidense Uber y el chino Didi.

Con su última ronda de financiación de 160 millones de dólares, Cabify alcanzó una valoración de 1.400 millones de dólares, lo que la convierte en una de las líderes mundiales en las aplicaciones que intentan rivalizar con los servicios del taxi tradicional.

Con la nueva inyección de dinero, Cabify supera a la brasileña 99Taxis, que rivaliza por el liderazgo del mercado en Brasil, y Careem, que lidera la captación de clientes en el Medio Oriente. Sólo queda por debajo de Uber y DIdi (ambas por encima de los 50.000 millones de dólares), Lyft (7.500 millones), la india Ola (7.000 millones y la malasia Grab, con unos 2.500 millones de dólares de valoración.

Con la nueva cotización, Cabify queda fuera del alcance de las grandes empresas, con la salvedad de las gigantes tecnológicas. Con su nuevo valor de mercado, la empresa presidida por Juan De Antonio también se convierte en la primera start-up española en superar los 1.000 millones de euros de cotización, es decir, el primer "unicornio" español (así se conocen).

La compañía asciende con fuerza en un momento en los que su competencia en el mundo afronta duros reveses. Uber intenta enmendar el rumbo y se concentra en recuperar sus operaciones en Londres que fueron suspendidas por las autoridades británicas. El nuevo consejero delegado de la compañía, Dara Khosrowshahi, admite ahora que Uber ha tomado decisiones incorrectas para intentar ganar mercado de manera desenfrenada.

Uno por región

Con los nuevos gigantes del mercado del transporte, cada región del mundo queda dominado prácticamente por un operador junto a Uber. GoCatch dominga en Australia, Didi en China, Grab en Malasia, Ola en India, Careemen Oriente Medio,  Lyft en el mundo anglosajón y 99Taxis en Brasil.

Cabify queda con el mercado de España y América Latina, donde en 2017 ha tenido un crecimiento de más de 500%, según las cifras aportadas por la propia compañía. 

El capital internacional ha entrado con fuerza en la compañía española de la mano de la plataforma de comercio electrónico japonesa Rakuten Capital, TheVentureCity, Endeavor Catalyst, GAT Investments, Liil Ventures y WTI.

A pesar de su éxito en las nuevas rondas de financiación, Cabify no deja entrar a cualquier en su accionariado. La compañía evitó la entrada del empresario venezolano Alejandro Betancourt, que intentó colocar dinero en una de las rondas de ampliación de capital previas. Envuelto en el escándalo de la crisis eléctrica del chavismo y acusado por obtener una decena de contratos a dedo y sin concurso público. El polémico inversor logró entrar en otras start-up españolas de menores dimensiones como Job&Talent y Hawkers. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad