El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu durante un consejo de administración celebrado en Alicante. EFE-ML

Los inversores empañan los beneficios de Caixabank y el Sabadell

stop

Los dos bancos catalanes caen más del 3% en bolsa pese a presentar mejoras de los beneficios en 2017

Barcelona, 02 de febrero de 2018 (12:50 CET)

El mercado responde con un revés a los buenos resultados anunciados este viernes por Caixabank y Banc Sabadell. Si la entidad presidida por Jordi Gual registró un beneficio récord de 1.684 millones en 2017, la sociedad liderada por Josep Oliu alcanzó unas ganancias de 801,5 millones, el 12,8% más que en 2016. No obstante, ambas compañías caen por encima del 3% en bolsa.

A media jornada, Caixabank se desplomaba al ritmo del 3,28% hasta los 4,23 euros por acción. Mientras, el Sabadell lo hacía el 3,61% hasta los 1,83 euros por participación. Ambos se mantenían por encima de los valores con los que inauguraron el año 2018.

Según fuentes de ambos bancos, la mejora de los resultados ya estaba descontada por los inversores, que llevaban dos meses arrastrando al alza la cotización. A pesar del descenso del viernes, se mantienen a buen nivel, defienden. También hay que tener en cuenta que los analistas esperaban resultados todavía mejores.

Caixabank: beneficio récord

El ejercicio 2017 fue un año de saldo positivo para las dos entidades. Caixabank fulminó su récord de beneficios, que alcanzaron los 1.684 millones de euros, el 60,9% más que en 2016. Se quedó a un paso de satisfacer a los analistas más ambiciosos, que pronosticaban unas ganancias de 1.800 millones de euros.

La mejora de los resultados llegó gracias al incremento de los ingresos recurrentes. Las comisiones netas subieron el 19,5% hasta los 2.499 millones y el margen de interés lo hizo el 14,2%. No obstante, el margen bruto subió solo el 5% y, con un incremento del 11,8% de los gastos, provocaron una caída del 1,8% del margen de explotación.

Sabadell sube el 12,8%

Por su parte, Banc Sabadell cumplió con las estimaciones para superar los 800 millones de euros de beneficios: ganó 801,5 millones, el 12,8% más que en 2016.

Su negocio en España mejoró en 2017 pese al impacto en los depósitos de la crisis catalana, mientras que fue el británico el que frenó la progresión del Sabadell. Sin contar con TSB, la entidad ganó 711,2 millones, el 33,9% más. Este incremento queda reducido al 12,8% cuando se incorpora el banco británico al balance del grupo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad