CaixaBank y sindicatos llegan a un acuerdo: 2.600 bajas voluntarias

stop

La entidad ha dado marcha atrás al ajuste inicial que preveía la salida de 3.002 trabajadores

27 de marzo de 2013 (09:02 CET)

Los representantes de CaixaBank y de los sindicatos –CCOO, SECPB y UGT-- han llegado a un acuerdo la madrugada de este martes para reducir la estructura laboral de la entidad tras la integración de Banca Cívica y Banco de Valencia. Ambas partes han pactado la salida de 2.600 trabajadores mediante bajas voluntarias, según han informado a Europa Press fuentes de la negociación.

Las condiciones planteadas por la entidad que preside Isidro Fainé han sido acogidas de manera "muy positiva" por parte de los representantes de los trabajadores, que han valorado la retira del plan inicial que preveía un excedente de 3.002 trabajadores.

Este acuerdo establece que no haya ningún despido forzoso y que todas las salidas sean voluntarias a través de un expediente de regulación de empleo (ERE), de modo que los empleados puedan acogerse a un plan de bajas y excedencias incentivadas.

Salidas progresivas 

El ERE afectará a un máximo de 2.600 personas y se llevará a cabo en dos años, hasta diciembre de 2014. El acuerdo contempla también una mejora de las condiciones de los traslados forzosos, otro de los escollos de la negociación. Así, finalmente se llevarán a cabo 400 traslados a más de 100 kilómetros de distancia y otros tantos a una distancia inferior a los 100 kilómetros.

Prejubilaciones


Caixabank y sindicatos tenían que acercar posturas antes del próximo 1 de abril, cuando entra en vigor la nueva normativa estatal sobre el sistema de jubilación, lo que afectaría a las prejubilaciones de CaixaBank.

Finalmente, se han acordado algunas salidas voluntarias a través de prejubilaciones, con el 80% del sueldo, que se articularán en dos tramos: unas 1.200 serán de personas nacidas entre 1954 y 1956 y otras 2.135 para los nacidos entre 1957 y 1960. Asimismo, el acuerdo recoge medio millar de excedencias de tres y cinco años de duración remuneradas y con derecho de retorno a la entidad.

Sin despidos traumáticos


Los sindicatos han aplaudido el acuerdo alcanzado. El portavoz de CCOO, Joan Sierra, ha subrayado que se ha conseguido eliminar los despidos forzosos y reducir las salidas voluntarias. "Se da una posición no traumática para la plantilla que permite la adecuación ordenada de las salidas hasta diciembre de 20014, cuando termina la vigencia del mismo, por lo que se permite administrar mejor la voluntariedad de las salidas", ha precisado.

Por su parte, el portavoz de UGT, Josep Maria Niubó, ha señalado el acuerdo "tranquiliza" a la plantilla porque evita las "medidas traumáticas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad