Calabuig, destronado en Aguas de Valencia

stop

La Audiencia Nacional embarga el 7,9% de las acciones de Fomento Urbano de Castellón

Aguas de Valencia

13 de noviembre de 2012 (21:18 CET)

La pugna judicial entre el empresario valenciano Eugenio Calabuig y el Frob se recrudece dentro de Aguas de Valencia (AVSA). El pastel accionarial de AVSA se reparte entre Banco de Valencia –gestionado por el Frob--; Fomento Urbano de Castellón --controlado por Calabuig-- ; ambos con el 60% del capital social bajo la sociedad Inversiones Financieras Agval; la firma francesa Suez Environnement, con otro 33%; y el porcentaje restante en manos de pequeños accionistas.

Con este reparto, el control de Aguas de Valencia estaba, hasta ahora, en manos de Calabuig que controla el 50,01% de Inversión Financieras Agval frente al 49,99% de Banco de Valencia. Pero esta situación puede dar un giro de 360 grados tras la última decisión de la Audiencia Nacional.

El juez Santiago Pedraz ha dado la orden de embargar temporalmente el 7,9% de las acciones de Fomento Urbano de Castellón dentro de la sociedad Inversiones Financieras Agval, lo que quita a Calabuig el control mayoritario de Aguas de Valencia. Con este destronamiento del empresario, el Banco de Valencia podría aumentar su poder dentro de la compañía.

El detonante: una denuncia del Frob

El embargo de los títulos tiene su justificación en una denuncia del Frob a los anteriores gestores de Banco de Valencia así como a varios empresarios –entre los que se encuentra Calabuig-- por haber cometido supuestamente varios delitos en detrimento de la entidad financiera.

Entre las acciones fraudulentas a las que hace referencia el Frob se enmarcaría el acuerdo al que llegaron en 2008 Calabuig y el ex consejero delegado de Banco de Valencia, Domingo Parra. Entonces, se realizó un reparto desigual de la venta de las acciones de Lubasa y Grupo Boluda, socios de Aguas de Valencia, de modo que Calabuig se quedó con el mando de la compañía, lo que le permitía un blindaje de las acciones o el bloqueo de la entrada de otra compañía externa, así como que Suez Environnement ganara terreno dentro del accionariado.

Fomento Urbano recurre la decisión de la Audiencia Nacional


Pero ahora podría dibujarse un nuevo panorama dentro de Aguas de Valencia. Aunque Fomento Urbano asegura que no tirará la toalla y que ya ha recurrido la decisión de la Audiencia Nacional “porque no toca”, según ha explicado a Economía Digital.

Insisten en que el embargo de los títulos es temporal hasta que el juez dictamine quién tiene la razón, si Calabuig o el Frob. Aún así, la empresa de Calabuig valora positivamente que sólo se haya bloqueado un 8% y el juez no haya dado la razón a Banco de Valencia que solicitaba el nombramiento de un administrador judicial para supervisar la gestión de Inversiones Financieras Agva, que representa el 60% de Aguas de Valencia.

Por otro lado, desde Banco de Valencia prefieren no entrar a valorar el bloqueo de los títulos de Calabuig y dejan en manos del juez el fin de esta batalla judicial.

Control de Aguas de Valencia


Mientras, fuentes cercanas a Aguas de Valencia apuntan a que con la decisión de la Audiencia Nacional se deshace la preponderancia de Calabuig y se abren nuevas posibilidades a Banco de Valencia o Suez Environnement, que hasta ahora se mantenía en la sombra al no poder tomar parte de las decisiones importantes dentro de la empresa.

La lucha será intensa ya que está en juego el control mayoritario de una compañía con un facturación que supera los 91 millones de euros y que ha conseguido recientemente un megacontracto de 2.500 millones para gestionar el área metropolitana de Valencia durante los próximos 50 años
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad