Miquel Valls en una rueda de prensa. La Cambra plantea una reducción del impuesto de sociedades.

La Cambra reclama una deducción del impuesto de sociedades

stop

La Cambra de Comerç descarta los malos augurios de finales del año pasado y constata que la economía catalana crece por encima de la española

Barcelona, 25 de julio de 2018 (13:01 CET)

La Cambra de Comerç de Barcelona propone una nueva deducción de la cuota íntegra del impuesto de sociedades del 15% de los beneficios reinvertidos en inmovilizado material (bienes de producción). Esta medida se aplicaría únicamente a las pymes. Sería similar a la deducción del 10% vigente en 2013 y 2014, pero excluyendo las inversiones inmobiliarias.

La medida propuesta substituiría la actual deducción en la base imponible del 10% de los importes destinados a aumentar los fondos propios. La cámara que preside Miquel Valls considera que esta última tiene un impacte reducido sobre la economía porque fomenta la capitalización en vez de la inversión productiva.

La nueva medida que propone la cámara barcelonesa supondría un menor coste fiscal que la deducción de 2013 y 2014 porque no incluye las inversiones inmobiliarias. Consideran que aumentaría la productividad gracias al incremento de la inversión empresarial. Además, eliminaría en parte las desigualdades tributarias por la ubicación de la empresa. Beneficiaría a unas 100.000 pymes.

Mejores perspectivas en Cataluña que en España

La Cambra de Comerç lanzó la propuesta este miércoles durante la presentación del informe de coyuntura correspondiente al segundo trimestre de 2018. Este informe confirma que al economía catalana continúa creciendo por sobre del conjunto de la española.

En el informe del primer trimestre de 2018, la Cambra revisó al alza las previsiones de crecimiento después de comprobar que no se cumplía el escenario más negativo que se atisbó a finales de 2017 en pleno proceso independentista. El informe de coyuntura del segundo trimestre confirma que se cumplen las previsiones más optimistas.

En este segundo trimestre, el PIB de la economía catalana ha aumentado un 0,8%, en tasa intermestral, una variación idéntica a la registrada en los dos trimestres anteriores. Supera en una décima la estimada por el banco de España para el conjunto de la economía española, que sitúa en el 0,7%. Estos datos confirman un ritmo de crecimiento estable.

Para el tercer y cuarto trimestre del año, se espera un ligera contención del crecimiento de la economía catalana, hasta el 0,7% y 0,6%, respectivamente, como resultado de la desaceleración del consuma y de las exportaciones.

Buena marcha de la industria y las exportaciones

La cambra mantiene estables las previsiones de crecimiento para este año y el próximo. Para 2018, prevé un crecimiento de la economía catalana del 3.1%, superior a la del 2,7% o 2,8% que prevé para el conjunto de España. Las razones que explican la mejor evolución de la economía catalana son la buena marcha de la industria y las exportaciones.

En cambio, para 2019, prevén un crecimiento más moderado del PIB catalán, del 2,7%. Las causas son el proteccionismo comercial, así como subida del precio del petróleo y del tipo de interés del euro.

En rueda de prensa, Valls reconoció que la situación política en Cataluña y en España pueden distorsionar las previsiones. Reclamo a los gobiernos de Quim Torra y Pedro Sánchez que trabajen para aprobar los presupuestos de 2019. Mostró su preocupación porque no se ha acordado el techo de gasto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad