El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (d), saluda al presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell (d), en la inauguración del Salón Internacional de la Logística (SIL) que se celebró en Barcelona en junio pasado. /EFE/ Quique García  Crédito: EF

El independentista Canadell se cuela en la Cámara de España

stop

José Luis Bonet lee la cartilla al independentista Joan Canadell al entrar en la Cámara de España: lealtad, unidad de mercado y Constitución

Josep Maria Casas

Economía Digital

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (d), saluda al presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell (d), en la inauguración del Salón Internacional de la Logística (SIL) que se celebró en Barcelona en junio pasado. /EFE/ Quique García Crédito: EF

Barcelona, 16 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, el independentista Joan Canadell, ya figura como vicepresidente segundo de la Cámara de Comercio de España. Es el número tres de la cúpula de las cámaras de comercio españolas, solo por detrás del vicepresidente primero, Rodrigo Echenique (Banco Santander), y del presidente, José Luis Bonet (Freixenet).

Canadell se estrenó como miembro del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de España el pasado julio. Sustituyó a Miquel Valls en la presidencia de la cámara barcelonesa y, en consecuencia, también en la vicepresidencia de la española.

Su entrada en la cámara española fue tranquila. Fuentes presenciales indican que la reunión del comité ejecutivo del pasado julio se desarrollo en un clima de “exquisita cordialidad”. Sin embargo, Bonet aprovecho la ocasión para leer la cartilla a su colega catalán. Durante su intervención recordó tres principios de actuación: la “lealtad institucional entre todas las cámaras españolas”, la “unidad de mercado” y el respeto a la Constitución.

Directivos de empresas del IBEX

Canadell no tomó la palabra en aquella sesión, aunque antes y después departió amigablemente con el resto de miembros de la ejecutiva. Uno de ellos lo describe como “muy simpático”. Allí estaban otros presidentes de cámaras de comercio territoriales, representantes del Gobierno de Pedro Sánchez y más de una decena de directivos de empresas del IBEX, contra las que Canadell ha puesto la proa.

Canadell alcanzó la presidencia de la Cámara de Barcelona en las elecciones del pasado mayo con el apoyo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). Esta entidad independentista impulsa una campaña de “consumo estratégico” que supone un boicot a las empresas del IBEX, tal como denuncian las patronales catalanas y las formaciones políticas constitucionalistas.

En el comité ejecutivo y en el pleno de la Cámara de España, Canadell coincide con directivos de las principales empresas del IBEX: Inditex, Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Endesa, Iberdrola, ACS, Indra, Mapfre, Técnicas Reunidas y Aena. También están los representantes de otras grandes corporaciones como Planeta o El Corte Inglés.

En las ejecutivas y plenos de la Cámara de España, a Canadell le corresponde un puesto de honor junto a Bonet y Echenique, presidente de Santander en España. Sin embargo, en la última ejecutiva, la de julio, no estaba Echenique ni su suplente habitual –Juan José Pérez-Tabernero, director de relaciones internacionales– porque aquel mismo día se celebró la junta general del banco.

Muchas delas empresas del IBEX cuentan con un “titular” en los órganos de gobierno de la Cámara de España aunque a las reuniones suelen enviar a los “suplentes”.

La “realpolitik” de Canadell

Canadell ha optado por el pragmatismo. Nunca ha escondido que su objetivo es romper con la Cámara de España, pero, mientras Cataluña no sea independiente, se propone “trabajar conjuntamente” con esta institución. Entre otros motivos, la Cámara de España canaliza los fondos europeos que van a parar a las cámaras territoriales. En 2018, la cámara barcelonesa ingresó 5,81 millones de euros a través de la española.

El pragmatismo exhibido por Canadell en relación con la Cámara de España ha generado suspicacias en algún sector de la ANC que esperaba que rompiera de buenas a primeras.  No obstante, fuentes del secretariado de la ANC piden tiempo, aunque indican que Canadell no se puede poner “de culo” con la cámara de Bonet porque eso solo les traerá problemas. Estas fuentes avanzan que la Cámara de Barcelona se implicará a fondo en las movilizaciones por la previsible sentencia condenatoria del juicio del procés.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad