stop

Carrefour pierde el 30% del valor en apenas tres meses y decide lanzar ofertas y congelar precios para entrar en guerra con sus competidores

Madrid, 04 de septiembre de 2017 (05:55 CET)

La cadena de supermercados Carrefour ha decidido entrar en una guerra de precios y ofertas con sus competidores en medio de su peor caída en bolsa en el último lustro.  

Carrefour decepciona en bolsa con un desplome de beneficios. La mayor cadena de supermercados en Francia cayó en bolsa el 13% tras la presentación de resultados la semana pasada, pero la enfermedad viene de lejos.

La cadena ha perdido nada menos que el 30% de su valor bursátil en apenas tres meses. La acción ha pasado desde los 23 euros de principios de junio a los 16 euros la semana pasada.

Carrefour anunció un aumento de ventas en los seis primeros meses del año del 6% para alcanzar más de 38.000 millones de euros. Pero su beneficio neto cae 12% hasta los 621 millones.

Carrefour parece víctima de sus dimensiones monstruosas y de la falta de agilidad para hacer frente a sus competidores con ofertas agresivas y, sobre todo, al desafío de Amazon. Su competidor francés Lecrerc, con la mitad de la facturación, le supera en beneficios.

Rebajas ante la caída de beneficios

En medio de la caída de beneficios, la empresa ha decidido bajar precios. En Francia Carrefour ha emprendido campaña de ofertas de ajustes de precios, según la prensa de Francia.

En Argentina, la compañía lanzó una polémica campaña: “Precios corajudos”. Pase lo que pase hasta el principio de 2018, Carrefour no aumentará precios. La medida, en un país con una inflación acumulada del 24% en el primer semestre, es una oferta más que agresiva.

Ofertas 3x2 en España

En España, la compañía ha lanzado ofertas de 3x2 en 5.000 artículos. Se trata de un descuento agresivo similar al de cadenas de supermercado de bajo coste como DIA. La empresa mantendrá las ofertas hasta el 11 de septiembre pero planifica nuevas ofertas similares en el resto del año. Hace poco, también anunció ofertas de “gancho”, como un ordenador portátil de 99 euros.

La cadena afronta el revés justo cuando Alexanbre Bompard, el exconsejero delegado de Fnac, tiene la misión de modernizar la compañía y hacerla mucho más rentable. Pero, para desgracia de los accionistas, la nueva dirección, que apenas aterrizó en julio, ha presentado sus primeros resultados con caídas en los beneficios mayores a las esperadas. La empresa tiene dificultades para crecer en números de establecimientos y ahora apuesta a una nueva estrategia. 

Carrefour, que también intenta crear nuevos modelos de negocio con supermercados premium, ha intentando la expansión en España a través de cadenas de barrio con su marca Carrefour Express. Pero la apuesta ha tenido graves problemas de rentabilidad y un grupo de franquiciados quebrados han decidido demandar a la compañía. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad