Carrefour liquida los problemas de las franquicias DIA en Francia 

stop

Los franquiciados de DIA que pasaron a manos de Carrefour dejan de sufrir los problemas estructurales tras la venta a Carrefour 

El consejero delegado de DIA Ricardo Currás y la presidenta no ejecutiva Ana María Llopis.

Madrid , 18 de octubre de 2016 (01:00 CET)

Los exfranquiciados de DIA en Francia han resuelto prácticamente todos los problemas estructurales que habían denunciado con la empresa española. Y lo han hecho justo dos años después de que Carrefour comprase el negocio de DIA en Francia.  

Los franquiciados de DIA han denunciado los mismos problemas de los franquiciados en España, Brasil y Argentina: problemas constantes con la recepción de la mercancía y pérdidas con las promociones agresivas de DIA que obliga a los franquiciados a asumir los costes, según explican los afectados que han denunciado el negocio de la cadena de supermercados.  

Carrefour, "mucho más seria"  

Uno de los principales despachos que ha llevado conflictos con las franquicias DIA en Francia, Bourgeon, Meresse, Gullin, Bellet y Associés, ha explicado a este diario que los problemas estructurales con esas tiendas han ido desapareciendo en la medida en la que Carrefour, la cadena dominante de supermercados en Francia, iha ido asumiendo la logística de la empresa.  

"Eso no quiere decir que Carrefour no tenga problemas, porque llevamos también conflictos con ellos, pero no se trata de casos estructurales como lo tuvimos con DIA. Carrefour es una empresa más seria en los términos de sus relaciones con proveedores y franquiciados", explica la abogada Anne Cécile Bennoit, que ha llevado a DIA a juicio en Francia por varias quejas de exfranquiciados.  

El bufete de abogados francés, al cerrar casi por completo los conflictos con DIA en Francia, considera que el modelo de negocio de la cadena española en ese país hacía casi imposible la obtención de beneficios.  

"Eran ganancias muy ajustadas en el mejor de los casos. Llevaban a los franquiciados al límite. Podían elevar las rentas a los franquiciados y dejarlos con pérdidas o con beneficios muy bajos. Nunca dejaban márgenes para ganancias amplias", explica la abogada.  

Los fondos oportunistas

DIA, que siempre ha defendido la validez de su negocio, asegura que los casos de franquiciados quejosos son puntuales y ratifica que su modelo de franquicias es serio y exitoso. A través de este modelo, la cadena se ha expandido por toda España durante los últimos cuatro años en la medida en la que los fondos oportunistas y bajistas han ido incrementando su posición en la compañía.

El propio consejero delegado, Ricardo Currás, ha defendido el modelo que le ha permitido mantener en España más de 2.000 franquicias, lo que lo ha convertido en el principal franquiciador del país. Pese a su defensa del esquema de negocios, mantiene una altísima conflictividad con decenas de denuncias y querellas en toda España. Una sentencia judicial dio la razón a una franquiciada que denunció que DIA le entregaba la comida en mal estado o a punto de caducar.

En Francia, DIA apenas contaba con unas 200 tiendas (unas 800 en total), pero en 2014, transfirió el negocio a Carrefour por 600 millones de euros.  La cadena española aún mantiene juicios abiertos y negociaciones extrajudiciales con franquiciados afectados en ese país. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad