Cataluña necesitará el triple de graduados profesionales que universitarios hasta 2020

stop

Las demandas de ocupación se disparan en la hostelería, el comercio, la actividades creativas y la sanidad y servicios sociales

17 de agosto de 2014 (00:00 CET)

Los graduados con ciclos formativos de grado medio y superior serán quienes tengan mayores oportunidades laborales en el área metropolitana de Barcelona hasta 2020, donde se concentran la mayor parte de actividades en Cataluña. Las necesidades de ocupación de este sector triplicarán a los universitarios.

Esta es una de las conclusiones a las que han llegado las administraciones, patronales y sindicatos que forman parte del Pacto de la Industria en la región tras la radiografía de las perspectivas de empleo en los próximos seis años, el informe Prospectivas de necesidades de ocupación y formación (2015-2020).

97.000 nuevos empleos

Los estudios intermedios concentrarán unos 97.000 nuevos puestos de trabajo. La previsión es que casi 60.000 correspondan a ciclos formativos de grado superior y los 37.000 restantes de grado medio.

En cuanto a las necesidades vinculadas con niveles de estudio más alto, el estudio señala que la demanda de ocupación “crecerá de forma moderada” hasta 2020, con 32.000 empleos nuevos.

Estudios básicos


Quienes tendrán más dificultades para encontrar trabajo son los colectivos con educación básica (equivalente a la ESO) o quienes se quedaron con la titulación de bachillerato. En el primero de ellos, incluso se estima que se destruirá ocupación en los próximos seis años.

Por ello, los responsables del Pacto de la Industria de la región metropolitana piden que se inicien planes de formación sin demora enfocados a los más jóvenes, cuyo futuro es poco optimista.

Sectores

Por sectores, los servicios serán quienes tengan más demanda de trabajadores. La hostelería reclamará el 2,73% de nuevos empleos; seguido del comercio (1,72%); las denominadas actividades artísticas, culturales, entretenimiento y asociativas (1,48%); las actividades inmobiliarias de alquiler y servicios profesionales y científicos (1,22%); y las sanitarias y de servicios sociales (0,81%).

A pesar de que la región metropolitana de Barcelona es donde se concentra la mayor parte de la industria catalana, el empleo en este sector bajará. Concretamente, el 0,09% anual. La mano de obra en las factorías ya no será tan demandada, básicamente, por los avances tecnológicos. La construcción aún no ha tocado fondo y es la que presenta la mayor reducción de necesidad de nuevos trabajadores: caerá el 2,21% anual.

Cabe destacar tres sectores en los que las necesidades de ocupación están bajo la media de la región. Hasta 2020, la educación sólo necesitará 4.300 nuevos empleos; la administración pública 2.500 personas; y la información y los medios de comunicación 2.900.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad