Cebrián enoja a Godó por la venta de la SER

stop

PRISA negocia con Berlusconi a espaldas del editor barcelonés

27 de marzo de 2013 (19:54 CET)

Las conversaciones para vender la cadena SER al grupo mediático de Silvio Berlusconi en España, Mediaset, han enojado el Conde de Godó, Javier Godó.

En la Diagonal barcelonesa conocen los procesos pero no han sido informados directamente por el máximo responsable de PRISA, Juan Luis Cebrián. El hecho ha generado malestar.

Prisas

En el seno del grupo editor de La Vanguardia entienden “las prisas”. Las justifican con la falta de liquidez del conglomerado madrileño, pero no comparten las formas unilaterales desplegadas por Cebrián.

Hasta la fecha, PRISA no ha consultado con su socio la posibilidad de que la porción de control que posee en la cadena SER acabe en manos del político italiano.

La posición de Godó

Godó controla el 17% de PRISA Radio, empresa heredera de Unión Radio. Cebrián negocia con los hombres de Berlusconi en España sin contar con la opinión de los socios catalanes.

Tampoco ha consultado con Godó si estaría dispuesto a vender sus posiciones. Hasta la fecha, el negocio de radio de PRISA en España genera para el grupo catalán un mínimo de 30 millones anuales en dividendo.

Dividendo

El curso de las negociaciones con Mediaset sería la gota que ha colmado el vaso. Godó está quejoso con la información financiera que recibe periódicamente de PRISA.

El conde ha manifestado en su entorno de confianza, entre quienes se incluye su hijo –Carlos Godó—, que PRISA avanza unos resultados trimestrales que pocas veces encajan con las cifras del cierre de ejercicio.

La información inexacta afecta internamente a Godó, cuyas finanzas añoran la bonanza de años anteriores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad